Cafetaleros por ajustar mano de obra

El sector cafetalero estimó que será hasta mediados de diciembre que se podría medir el efecto que, en la contratación de la mano de obra, tendrá la nueva normativa salarial para la cosecha de café 2009-2010 establecida por el Ministerio del Trabajo (Mitrab) y cuestionada por los productores.

El sector cafetalero estimó que será hasta mediados de diciembre que se podría medir el efecto que, en la contratación de la mano de obra, tendrá la nueva normativa salarial para la cosecha de café 2009-2010 establecida por el Ministerio del Trabajo (Mitrab) y cuestionada por los productores.

Frank Lanzas, presidente de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa, declaró ayer a LA PRENSA que el “corte pleno” de la cosecha iniciará a mediados de diciembre, así como el incremento de la actividad en los beneficios.

Recordó que para el corte regularmente se necesitan entre 200 mil y 250 mil personas, así como 15 mil trabajadores en los beneficios.

Sin embargo, debido a la normativa salarial, que sostiene “es inaplicable”, los productores no han descartado reducir el número de contratados en 50 mil para el presente ciclo cosechero.

Lanzas precisó que los productores organizan hasta cinco cortes en las plantaciones, a medida que el grano va madurando. Pero indicó que, ante el ajuste del salario para la cosecha 2009-2010, muchos productores están pensando en reducir el corte a “tres pasadas”, para reducir costos tanto en la paga como en la alimentación, la que también deben garantizar.

Como consecuencia, se podría reducir el número de trabajadores que serían contratados.

EL AVANCE DE LA COSECHA

Las estimaciones oficiales indican que la producción cafetalera nacional podría rondar los dos millones de quintales, que de concretarse generaría más de 240 millones de dólares.

Lanzas estimó que entre Jinotega y Matagalpa, los dos mayores departamentos productores, se estaría produciendo poco más del 70 por ciento de la producción nacional.

En el caso de Matagalpa estimó que, grosso modo, ya se habrían cortado entre 100 mil y 150 mil quintales, por lo que faltarían por cortarse entre 500 mil y 600 mil quintales de café.

En Jinotega, entre tanto, se espera una producción que rondaría el millón de quintales, donde ya se habrían cortador alrededor de 300 mil, según fuentes extraoficiales.

Por ahora algunas fincas, precisó Lanzas, tienen contratados entre 14 y 20 cortadores, pero habrá que ver las próximas semanas si el número de cortadores en esas mismas fincas se eleva.

El pasado 20 de noviembre la titular del Mitrab, Jeannette Chávez, emitió una nueva normativa salarial, en sustitución de una primera que había divulgado una semana antes, estableciendo en 21.50 córdobas (en lugar de 25) el pago por lata de café cortada en el Norte y el Centro del país y 10.25 córdobas (en vez de 12.50) por medio para el Pacífico.

“No es que no se quiera pagar, sino que se debió consultar más la normativa y establecer una más realista”, reiteró Lanzas, al indicar que hacen falta políticas gubernamentales de apoyo al sector, como la entrada en operaciones del prometido Banco de Fomento a la Producción (Produzcamos).

El 2 de diciembre, productores y beneficiadores de café interpusieron un recurso de revisión a la normativa firmada por la ministra Chávez, quien debe pronunciarse en 20 días hábiles contados a partir de la interposición del recurso.

Lanzas adelantó que, si Chávez mantiene la normativa, los caficultores recurrirán de amparo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: