Bolivia acusa a EE.UU. de practicar terrorismo

El presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó a Estados Unidos de practicar terrorismo en respuesta a advertencias de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, sobre las consecuencias de "coquetear" con Irán, en el marco de las conflictivas relaciones entre La Paz y Washington.

LA PAZ/AFP


El presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó a  Estados Unidos de practicar terrorismo en respuesta a advertencias de la  secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, sobre las consecuencias  de «coquetear» con Irán, en el marco de las conflictivas relaciones entre La  Paz y Washington.

«Estados Unidos no tiene ninguna autoridad para hablar de terrorismo cuando  son ellos los que practican terrorismo enviando tropas a otros países o  asentando bases militares en algunas regiones o en algunos continentes de este  planeta», dijo Morales al rechazar «rotundamente esas palabras» de Clinton.

Relacionarse con Irán «es realmente una mala idea» y «la gente que quiera  coquetear con Irán debería mirar cuáles pueden ser las consecuencias y  esperamos que lo piensen dos veces», advirtió Clinton el viernes en  Washington. Clinton dijo esperar que los países reconozcan que Irán «es uno de los  mayores auspiciantes, promotores y exportadores de terrorismo en el mundo de  hoy en día».

«Dicen que Irán exporta terrorismo. ¿Saben quiénes exportan terrorismo?,  aquella gente que manda tropas a otros países, los que instalan bases  militares, ellos son los que hacen terrorismo; es el gobierno de Estados Unidos  el que practica y hace terrorismo», replicó Morales en rueda de prensa en la  ciudad de Cochabamba, a 400 km de La Paz.Bolivia e Irán mantienen relaciones diplomáticas desde el año pasado y  desde entonces el presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, viajó dos veces al país  para concretar créditos por más de mil millones de dólares y un acuerdo para la  industrialización de una fabulosa reserva boliviana de litio.

La Paz y Teherán firmaron además una declaración en la que «reconocen el  derecho legítimo de todos los países, al uso y el desarrollo de energía nuclear  con fines pacíficos en el marco del derecho internacional».

Según Morales, ni Irán ni Venezuela, con cuyos gobernantes mantiene  estrechas relaciones, «mandan tropas a otros países» y Cuba «sólo envía médicos  para curar» en el marco de un polémico programa de asistencia humanitaria.Por tanto, «rechazo rotundamente esas palabras, que vienen del gobierno de  Estados Unidos, no aceptamos ni vamos a aceptarlas; (a pesar de ello) somos un  gobierno de diálogo y queremos tener relaciones diplomáticas con todo el  mundo», precisó.

 «Esas advertencias no sirven para nada y las rechazamos rotundamente,  Estados Unidos no tiene ninguna autoridad para hablar sobre terrorismo cuando  ellos son los que practican terrorismo», agregó.Las declaraciones de Morales se producen en momentos en que La Paz y  Washington mantienen tensas relaciones que intentan recomponer desde que  Bolivia expulsara el año pasado al embajador norteamericano por injerencia en  asuntos internos y Estados Unidos respondiera con la misma medida.

En mayo pasado la cancillería israelí dijo que «parece que Bolivia es  igualmente un proveedor de uranio del programa nuclear iraní», una versión  negada por Teherán.Bolivia había roto previamente relaciones diplomáticas con Israel, en enero  de este año, tras los ataques israelíes en Gaza.

Según estudios geológicos realizados en la década de los 70 del siglo  pasado, Bolivia tiene 10 vetas de uranio en dos zonas distintas del país.Sin embargo, un ex ministro de Minería boliviano, Dionisio Garzón, concluyó  en que de lo explorado hasta ahora de uranio en Bolivia «se encuentra una  cantidad todavía muy pequeña y de baja ley para pensar en usos industriales».
       El gobierno boliviano mantiene un total hermetismo sobre el tema del  uranio.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: