El Papa enciende el abeto en la plaza de San Pedro

El papa Benedicto XVI encendió hoy el gran abeto, de 30 metros de altura, colocado en la plaza de San Pedro del Vaticano, regalo de la región belga de Valonia, que adornará el recinto vaticano durante la Navidad.

CIUDAD DEL VATICANO/EFE

El papa Benedicto XVI encendió hoy el gran abeto, de 30 metros de altura, colocado en la plaza de San Pedro del Vaticano, regalo de la región belga de Valonia, que adornará el recinto vaticano durante la Navidad.

El Pontífice encendió las miles de luces que adornan el abeto con un interruptor desde su apartamento, que da a la plaza de San Pedro.

Al encendido asistieron el cardenal Giovanni Lajolo, gobernador del Estado de la Ciudad del Vaticano, el ministro de Economía de Valonia, Jean Claude Marcourt; el embajador de Bélgica ante la Santa Sede, Franck de Coninck, y el obispo de Lieja, Aloys Justen.

La iluminación fue activada entre cantos y ante la presencia de numerosos romanos, belgas y turistas presentes en la plaza.

Antes de la inauguración, Benedicto XVI recibió hoy en audiencia a una delegación belga encabezada por Marcourt, a la que agradeció el regalo del abeto.

El árbol colocado e iluminado es un inmenso abeto rojo de 30 metros de alto y 14,000 kilos de peso, que ha sido colocado junto al tradicional portal de Belén que se instala todos los años durante la Navidad.

El árbol tiene un centenar de años y sus ramas inferiores llegan a extenderse hasta los diez metros.

El Vaticano dio inicio hace varias semanas al periodo navideño con la colocación del espectacular belén, que desde la decisión de Juan Pablo II en 1982, preside la plaza de San Pedro en Navidad.

Un equipo de trabajadores monta desde mediados de noviembre la estructura del belén, donde serán colocadas las principales esculturas tradicionales en el nacimiento, que como todos los años, ocupará el espacio delante del obelisco, en el centro de la plaza.

1261162547_18 AFP ALBERTO PIZZOLI

El pasado día 16 fue inaugurado en el Aula Pablo VI del Vaticano, donde el papa Benedicto XVI celebra las audiencias públicas de los miércoles y otros eventos, un nacimiento de barro y estaño, creado por artesanos del Estado de México.

Este mismo estado mexicano también ha regalado al Vaticano un árbol de Navidad y un «árbol de la vida», que han sido colocados asimismo en el Aula Pablo VI del Vaticano.

El pesebre, de unos cinco metros por tres, está compuesto por veinticinco figuras de barro decoradas con piezas de estaño, ante un decorado inspirado en las típicas haciendas mexicanas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: