Venta de uniformes caída

El apuro de los comerciantes por vender ropa de color está terminando. Ayer en el Mercado Oriental ya se veían algunos tramos llenos de uniformes escolares.

Aunque el 2010 no ha iniciado, los comerciantes se quejan porque las ventas de uniformes están “caídas”. LA PRENSA/ O. VALENZUELA

Ver infografia completa

El apuro de los comerciantes por vender ropa de color está terminando. Ayer en el Mercado Oriental ya se veían algunos tramos llenos de uniformes escolares.

[doap_box title=»Miedo a invertir» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Por su parte, Elizabeth Grace Sevilla, de 32 años, explicó que siente miedo de invertir en uniformes porque las ventas no “están buenas”. “Aquí da miedo invertir, hasta el momento sólo he invertido cinco mil córdobas porque corro el riesgo de quedarme con el producto”, dijo.

[/doap_box][doap_box title=»Con sensual vídeo» box_color=»#336699″ class=»aside-box»][/doap_box]

Sin embargo, el azul y blanco costará “colocarlo” este año, según declaraciones de comerciantes quienes afirmaron que a finales de diciembre pasado vendían hasta tres mil córdobas en productos, a diario en esta temporada.

Esperanza Berríos, una comerciante de 60 años, ya llenó su puesto de camisas, faldas y pantalones escolares. Aunque, por ahora las ventas de los mismos están “caídas”, ella espera que para la última semana de enero las ventas mejoren.

“El uniforme se vende siempre, pero el año pasado para esta fecha se vendía más. Yo siento que mis ingresos han decaído un 50 por ciento más o menos, esto está malo y tal vez se mejora para la última semana de enero que es cuando la gente anda buscando cómo alistar a sus hijos para ir a la escuela”, explicó Berríos.

Los uniformes se cotizan a 140 un pantalón azul pequeño, 180 un pantalón grande; las faldas escolares cuestan 85 y 150 las pequeñas y las grandes, respectivamente, y las camisas blancas oscilan entre 70, 85 y 95 córdobas.

“Los precios han estado bastantes estables, pero la gente no busca uniformes completos, parece que enviarán a los niños con los mismos pantalones y las mismas faldas de este año, porque hasta el momento lo que hemos vendido y mucho son las camisas de uniformes nada más. Las faldas y pantalones no se están vendiendo ahorita”, expresó Berríos.

“Este año invertí menos que en años anteriores y aún así la mercadería estuvo bastante retenida, casi no se pudo mover”, dijo Elizabeth Sevilla.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: