Michael Douglas el clásico vuelve al cine

Apenas llega a la exclusiva suite del piso 18 en el Hotel Park Hyatt de Toronto, Michael Douglas pregunta: ¿Viste a Nadal y Del Potro en el US Open? Tanto interés hispano no debería sorprendernos. Después de todo, suele pasar las mejores vacaciones en Palma de Mallorca, con su hermosa esposa Catherine Zeta Jones, en familia.

Por Fabián W. Waintal
Fotos de La Prensa/Millennium Films
domingo@laprensa.com.ni

Apenas llega a la exclusiva suite del piso 18 en el Hotel Park Hyatt de Toronto, Michael Douglas pregunta: ¿Viste a Nadal y Del Potro en el US Open? Tanto interés hispano no debería sorprendernos. Después de todo, suele pasar las mejores vacaciones en Palma de Mallorca, con su hermosa esposa Catherine Zeta Jones, en familia.

[doap_box title=»La vida con Catherine Zeta Jone» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

El casamiento con Catherine Zeta Jones no solo cambio la fama de playboy de Michael Douglas, también dio un vuelco a su carrera, apareciendo con personajes diferentes como The American President y The Ghost and the Darkness, además de Traffic. Pero entre tantos éxitos, ninguno iguala el superéxito de Wall Street, popularizando en cine las especulaciones de las acciones de la bolsa de comercio, en una época donde ni siquiera se sabía sobre los fraudes que hoy aparecen en los titulares. Y con un tema que sigue manteniendo actualidad más allá de los años, Michael Douglas piensa volver al cine, con el mismo rol de Gordon Gekko, que también le dio un Oscar como Mejor Actor.
¿Me equivoco o disfruta el estilo de
cine donde suele ser el villano?
La gran pregunta sería por qué sigo tomando roles de personas que no son para nada agradables y después trato de ganarme la admiración del público. Como cuando hice la película Atracción Fatal donde era un adúltero y no sabía cómo ganarme el respeto del público. Me gusta el desafío, disfruto los personajes grises. Me gusta el área ambivalente, la gente que trata de hacer lo correcto, la gente que comete errores, eso es lo que me interesa.
¿Le sorprende que su personaje de Gordon
Gekko se haya vuelto un clásico del cine?
Completamente. Es lo más extraño que he visto. Quiero decir… él era el peor villano. Y en los bares siempre hay algún inversor banquero borracho que me grita “Ahí va el hombre, ¡usted es el hombre!”. Es muy extraño, pero ese personaje tomó vida propia.
¿Usted mismo, invierte en la bolsa de Wall Street?
Seguro, claro, yo invierto bien mi dinero.
¿Y después de tanto tiempo, la película de
‘Wall Street’ mantiene la misma actualidad?
Sí. Gekko ya era un gran personaje. Y 22 años más tarde, hay una razón para hacer una segunda parte, para contar lo que pasó, especialmente con la realidad de estos dos últimos años. Además escribieron un excelente guión, el elenco también es maravilloso, con Josh Brolin, Frank Langella, Susan Sarandon, Shia LaBeour. Y en la primavera, además voy a filmar la vida de Liberace, con Matt Damon.
¿Usted sera Liberace?
Sí, voy a ser Liberace y Matt Damone va a ser mi joven amante.
¿No es ninguna broma? ¿Matt Damon
sería su novio en cine?
No bromeo, es verdad. Y Steven Soderbergh va a dirigir.
Mientras esperamos las próximas versiones en cine de ‘Wall Street’ y ‘Liberace’, en la película ‘Solitary Man’, Michael Douglas volverá antes, con el estereotipo del villano mujeriego, que casi llega a los 60 años y todavía intenta conquistar mujeres de 20 (¡aunque sea la hijastra!). Y mientras disfruta la vida al límite máximo creyendo que todo lo sabe, su personaje también trata de ignorar un diagnóstico médico que pueda demostrarle que no es tan joven como él lo cree.

[/doap_box]

Pero con tanta fama en Hollywood y sus clásicos personajes que grabaron un marcado acento en nuestra memoria, resulta difícil imaginar a Michael Douglas hablando en español. Pero incluso en su próxima película, Solitary Man, en medio del más normal diálogo en inglés, despliega en nuestro propio idioma la frase “Gracias por la invitación”, aunque no se atreve a repetirlo durante esta entrevista.

::: ¿Se anima a hacer la entrevista en español?

Bueno, mi español no es tan bueno, aunque tenga casa en Mallorca.

::: ¿Todavía tiene su casa en España?

En realidad sí, todavía la tenemos.

::: ¿Y no habla español cuando está allá?

Solamente con ciertas personas, cuando tomo suficientes tragos… ahí es cuando me suelto más (Ríe).

::: ¿Teniendo el lujo de poder quedarse en su casa, disfrutando una familia como la suya… qué lo motiva para dejarlo todo por una película, cuando realmente ya no lo necesita?

No lo hago, a menos que me paguen demasiado por un período corto de tiempo, como lo hice con Beyond a Reasonable Doubt y la película con Owen Wilson (You, Me and Dupree); donde trabajé por una semana o diez días. Sino, prefiero quedarme en casa, a menos que lea algo que diga “¡Tengo que hacerlo!”. Tiene que ser un buen desafío que quiera arriesgar y me mantenga motivado, como vengo haciendo hasta ahora. No es un trabajo normal en donde uno quiere jubilarse. Mira la belleza en la actuación: mi padre (Kirk Douglas) está terminando un monólogo. Lo escribió a los 92 años. A esa edad, no está para nada mal llevar, solo, un espectáculo de una hora y veinte minutos. Por eso, me encanta, me gustan los desafíos, me gusta apostar y arriesgarme.

No se nota, para nada, pero el 25 de septiembre, Michael Douglas cumplió nada menos que 65 años. Y siendo el hijo de otra leyenda como Kirk Douglas, no necesitó la fama del padre para destacarse por sí solo, más allá de sumar a la familia, todavía más fama con la esposa Catherine Zeta Jones.
De chico, en realidad, apenas si veía al padre en las vacaciones, porque Kirk se había divorciado de Diana Douglas cuando Michael tenía apenas seis años. Y cuando eligió la actuación, papá Kirk tampoco estaba de acuerdo. Buscando una propia identidad, Michael Douglas insistió en el tema, eligiendo roles que lo diferenciaban de la herencia familiar.
Conoció la fama cuando protagonizó la serie de televisión Las Calles de San Francisco, con Karl Malden. En el mundo del cine también entró con el pie derecho, ganando nada menos que un Oscar cuando produjo con Jack Nicholson el superclásico One Flew Over the Cuckoo’s Nest (Sí, Michael fue el productor).
En esa misma época, también se casó por primera vez con Diandra Luker, la madre de su hijo mayor Cameron, aunque en el cine se hacía más famoso por los fracasos matrimoniales de War of the Roses o Fatal Atraction.
Y cuando la frase de “acoso sexual” ni siquiera figuraba en el diccionario, él ya había estrenado una película con ese tema (Disclosure), después de haber insistido con otro tema sexual como Basic Instinct. El problema surgió cuando la ficción del ‘mujeriego’ también alcanzó la realidad y Michael Douglas tuvo que divorciarse de Diandra Douglas, después de 23 años de matrimonio. Claro que tampoco estuvo ‘solo’ demasiado tiempo, porque en ese mismo año 2000 conoció a Catherine Zeta Jones, la madre de sus otros dos hijos, Dylan y Carys.

::: ¿Qué es lo que más le gusta de su esposa Catherine Zeta Jones?

Lo mejor de Catherine (Zeta Jones) pienso que es su versatilidad. Ella es como un paquete completo: talentosa, tiene gran sentido del humor, no se toma las cosas en serio y además es muy buena madre.

::: ¿Cómo fue que realmente conoció a su esposa Catherine Zeta Jones? ¿Se acuerda la primera vez que la vio?

La había visto en cine primero y me noqueó por completo. Quiero decir, me impresionó mucho cuando la vi en el Zorro. Yo solía tener una gran fantasía con Julie Christie y cuando vi a Catherine me impresionó todavía más, tenía una increíble presencia en la pantalla. Así que primero la vi en cine y después la conocí en el Festival de Cine de Deauville.

::: ¿Le dijo en aquel entonces que la había visto en la película el Zorro?

Sí, pero le dije mucho más que eso.

::: ¿Qué más le dijo?

Le dije que iba a ser el padre de sus hijos.

::: ¿Esa misma noche? ¿La primera vez que la vio?

La primera vez que la vi. Pero ella dijo “Bueno, bueno, ya escuché bastante sobre tu estilo de proposiciones…”

::: ¿Con verla en una película solamente, supo que iba a ser el padre de sus hijos?

No, no, primero tomamos algo y obviamente yo tenía algunos tragos de más, pero realmente fue así.

::: ¿Entonces utilizó la frase solo como un arma para tratar de conquistarla?

No tenía nada que perder ¿no? Solamente estaba ahí por un día, tenía que apuntar bien. El mejor consejo que me ha dado mi padre, al menos el que intentó darme, fue  “Asegurate de intentar hacer lo que quieras, haciendo lo mejor que puedas y lo que pase después, ya está.”

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: