Ahora sí habla con los espíritus

La actriz Zelda Rubinstein, popular por su papel de médium en el clásico de terror Poltergeist (1982), falleció ayer a los 76 años en un hospital de Los Ángeles, informó la prensa local.

Los Ángeles/ EE.UU./ EFE

La actriz Zelda Rubinstein, popular por su papel de médium en el clásico de terror Poltergeist (1982), falleció ayer a los 76 años en un hospital de Los Ángeles, informó la prensa local.

De baja estatura, 1,30 metros y voz “infantil”, Rubinstein dio vida en tres ocasiones al personaje de Tangina Barrons en la trilogía de Poltergeist , una historia escrita y producida por Steven Spielberg, en la que la actriz se metió en la piel de una vidente que se enfrentaba a fuerzas demoniacas.

Al margen de esas producciones, su carrera cinematográfica tuvo poca repercusión y participó en títulos como Under the Rainbow (1981), Sixteen Candles (1984), Teen Witch (1989) o más recientemente Southland Tales (2006).

En la pequeña pantalla fue parte de la serie de los 90 Picket Fences , ganadora de los premios Emmy al mejor drama de televisión en 1993 y 1994, y fue narradora de los documentales The Scariest Places on Earth .

Rubinstein nació el 28 de mayo de 1933 en Pittsburgh, Pensilvania (EE.UU.), fue la menor de tres hermanos y la única persona en su familia con problema de crecimiento.

“Me considero a mí misma bastante condensada”, había dicho en una entrevista a un medio estadounidense.

Fuera del mundo del espectáculo Rubinstein fue una activista en campañas contra el sida, enfermedad que causó la muerte a alguna de sus amistades.

La actriz había sido hospitalizada hacía dos meses después de sufrir un leve ataque al corazón.

“Tenía frecuentes problemas de salud y desafortunadamente pudieron con ella”, comentó su agente, Eric Stevens.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: