Al mejor estilo de las películas vaqueras del Viejo Oeste, las organizaciones del Poder Ciudadano, sin saberse con qué fondos, iniciaron una “campaña en repudio a los corruptos”. Los afectados, el diputado Eduardo Montealegre y el ex presidente Arnoldo Alemán, restaron importancia a los señalamientos y cuestionaron la moral de quienes la promueven. LA PRENSA/URIEL MOLINA

En el siglo XIX

Al mejor estilo de las películas vaqueras del Viejo Oeste, las organizaciones del Poder Ciudadano, sin saberse con qué fondos, iniciaron una “campaña en repudio a los corruptos”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: