Mi hijo no come… ¿Qué hago?

Para que su bebé como bien los padres deben estar cerca, controlar bien sus hábitos y vigilar su tipo de alimentación en tiempo y forma

Modelo: Bridget Alejandra Pérez Ortega, 8 meses. LA PRENSA/D. NIVIA

Por Gloria Picón Duarte

La desesperación y frustración por no saber cómo hacer para que su hijo se alimente bien, lo llevan muchas veces a cometer el peor error: seguirlo por toda la casa con el plato y la cuchara y prácticamente obligarlo a alimentarse.

Según el pediatra neonatólogo, Fernando Antonio Silva del Hospital Metropolitano Vivian Pellas, una de las consultas más frecuentes en pediatría son padres quejándose porque su hija o hijo no quiere comer, lo cual según el especialista no responde en su mayoría a un problema de salud, sino que es cuestión de cultura y hábito. Así que aplique los siguientes tips del doctor Silva para que su bebé se alimente como debe ser:

1. Hábito significa que el niño debe comer regularmente tres tiempos, todo debe llevar un orden. En el primer año de vida el pecho materno es fundamental hasta los cuatro o seis meses.

Cuando los bebés nacen deben tomar el pecho y en caso que no pueda amamantarlo se le da el biberón. De los cuatro a los seis meses se inicia la introducción de los alimentos básicos, como verduras y frutas.

El inicio de introducción de alimentos blandos va a depender de la madre, porque la mayoría de las mujeres jóvenes estudian, trabajan fuera del hogar y el período de posmaternidad es bastante corto. Si el bebé llega a los cuatro meses e ingirió otro tipo de leche, entonces más tempranamente se le puede dar comida, pero si la madre logra dar leche materna estricta hasta los seis meses, entonces hasta esta etapa se inicia la hablactación.

2. Cultura es el conocimiento que van adquiriendo de los alimentos y se forma en el ámbito familiar. Pero en la vida moderna hay niños que tienen poca atención de sus padres.

A los seis meses se inicia con cereal de arroz, verduras y frutas, hechas moguitos, se va introduciendo uno a uno. Al inicio lo rechazará porque quiere sólo pecho.

En el primer año el orden de alimentación no es tan estricto, por eso en la mañana y en la noche se les da cereal, a media mañana un jugo natural, menos los cítricos porque predisponen a enfermedades alérgicas, una vez que ha introducido uno a uno los vegetales se pueden ir combinando, eso hace que vaya aprendiendo diferentes sabores.

A los ocho meses se puede introducir carne y pollo, a los diez meses pescado y después del año, huevo y todo lo que se sirve en la mesa.


3. ¿Cómo tratar al niño? ¡A todo niño hay que buscarle un rumbo! Sepa manejarlos, muchas veces se consienten demasiado y hacen su voluntad, a los dos años ya debe socializar en el comedor con el resto de la familia y tener hábitos bien formados.

Lo peor que se puede hacer es seguirlo con un plato de comida, porque cuando se dan cuenta que son el centro, aprenden a dominar y hacen lo que les da la gana.

4. Modelaje. Lo recomendable es que los padres en el transcurso del día hagan lo posible por comer con ellos —por lo menos una vez al día—. El infante debe entender que hay horas para comer y debe ingerir cosas sanas que se preparan en casa.

5. Vitaminas. Son importante porque si no se nutren bien, comienzan a agotar sus reservas y lo último que se agota son las vitaminas y al agotarlas se entorpecen una serie de procesos químicos que ayudan en el desarrollo del niño a nivel orgánico y en su desarrollo total.

Tome en cuenta que las vitaminas por si solas no nutren al niño, sólo ayudan a que los proceso bioquímicos se realicen más fácilmente y que el cuerpo tenga más sustrato de donde sacar energía buena para su desarrollo y crecimiento.


6. Descarte problemas de salud. El niño debe comer lo que come su entorno. Y aunque hay niños que son muy difíciles, es importante detectar a tiempo si no es por un problema mayor. El pediatra debe estar pendiente de sus exámenes básicos, fundamentalmente de sangre y orina para ver si no hay un proceso infeccioso o una enfermedad de fondo que le impida desarrollarse bien.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: