El Poder Judicial “es una vergüenza”

El doctor Alfonso Dávila Barbosa, veterano jurista en retiro, fue magistrado del Tribunal de Apelaciones de Managua durante once años, sumados a los otros 17 años consecutivos en los que fungió como juez. Toda una larga vida profesional que se atreve a calificar como “intachable”, tanto así que cuando tuvo la oportunidad de llegar a ser magistrado de la Corte Suprema de Justicia, el mayor escalafón al que un abogado puede llegar, le propusieron que se afiliara al Frente Sandinista porque los abogados independientes no llegan a la Suprema, y obviamente prefirió quedarse así... Jamás llegó a ese estrado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: