Terrabona grita por agua y alimentos

Reuniones van y vienen, pero las acciones para mitigar la escasez de agua y alimentos en comunidades afectadas por la sequía nada que empiezan en el departamento de Matagalpa.

Algunas charcas quedan en las “lagunas” que había en la comunidad Monteverde de Terrabona, donde la sequía es implacable. LA PRENSA/ L.E. MARTÍNEZ M.

CORRESPONSAL/ MATAGALPA

Reuniones van y vienen, pero las acciones para mitigar la escasez de agua y alimentos en comunidades afectadas por la sequía nada que empiezan en el departamento de Matagalpa.

“Aquí la situación está peor y tiene que empeorar porque no se ha tomado ninguna acción”, afirmó telefónicamente el alcalde liberal de Terrabona, Jairo Mendoza Tórrez, añadiendo que “la gente está llegando (a la Alcaldía) a solicitar ayuda para la compra de alimentos”.

Sin embargo, el Presupuesto para este año en ese municipio es de apenas 6.5 millones de córdobas para inversiones en total.

Sólo en Terrabona son 14 mil 561 las personas afectadas en las 10 microrregiones en las que está dividido ese municipio matagalpino, según datos de la Alcaldía. No obstante, el Gobierno dice que la cantidad es menor.

[doap_box title=»Cuantiosa pérdida en San Isidro» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

  • Un estudio hecho por el Movimiento Comunal Nicaragüense sobre el impacto de la sequía en 11 comunidades del municipio de San Isidro señala que durante la época productiva de postrera, los agricultores perdieron 987 manzanas de frijol, 240 manzanas de sorgo, 741 manzanas de millón y 821 de maíz.
Los datos del Movimiento Comunal, levantados en noviembre pasado, indican que la inversión perdida por los productores fue de casi cinco millones de córdobas. Sergio Sáenz López, director del Proyecto Comunidades Resistentes, del Movimiento Comunal, mencionó que la sequía también incrementó la emigración de los pobladores de las 11 comunidades afectadas en San Isidro hacia municipios húmedos del departamento de Matagalpa y territorios en la Región Autónoma del Atlántico Norte.

Además, “se ha duplicado” la emigración hacia otros países centroamericanos, especialmente hacia Costa Rica, indicó.

Por efectos de la sequía, a noviembre recién pasado habían muerto 26 reses en San Isidro, especialmente en la comunidad El Jocote, donde los productores registraban la muerte de 15 semovientes, señala el estudio.

[/doap_box]

ALCALDE SANDINISTA DE MATAGALPA MINIMIZA IMPACTO

Sadrach Zeledón Rocha, alcalde sandinista de Matagalpa y coordinador del Gabinete de Producción en el departamento, señaló recientemente que en Terrabona son sólo 600 las familias “más afectadas” en 14 comunidades.

Mientras tanto, organizaciones como la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG) y el Movimiento Comunal Nicaragüense, afirman que la sequía afectó fuentes de agua y cultivos en seis de los 13 municipios del departamento, mientras que en otros territorios los ganaderos están empezando a resentir la falta de pastos para el ganado.

Zeledón afirmó que el Gobierno cuenta con un plan de acción para todos los municipios de la llamada zona seca, la cual comprende a los municipios de Terrabona, San Isidro, Sébaco y Darío.

Señaló que el plan incluye ejecutar obras de mejoramiento de caminos, conservación de suelos y establecimiento de viveros, así como el “movimiento de ganado” desde las zonas afectadas por la sequía hacia las zonas húmedas.

“Tenemos identificadas plenamente cada comunidad (afectada) y de manera responsable estamos administrando la falta de agua, incluso, haremos 50 pozos adicionales”, dijo Zeledón, señalando que la construcción de los pozos será emprendida por el Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE) y la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal).

Indicó que los viveros serán establecidos en cada municipio de la zona seca y en territorios de la llamada zona intermedia, entre éstos Matagalpa, San Ramón y Esquipulas.

En el caso de la cabecera departamental establecerán un vivero de 200 mil plantas que en junio próximo, en el marco de la Feria Nacional de la Tierra, serán plantadas en una megajornada de reforestación.

PROPUESTAS DEL GOBIERNO TARDÍAS

José Solórzano, directivo de la UNAG en Matagalpa, estima que las acciones propuestas por el Gobierno debieron empezar en enero, sin embargo éste tardó en identificar las zonas y cantidad de familias afectadas.

Óscar Orozco Díaz muestra que ya no pueden extraer agua en ninguno de los pozos en la comunidad Monteverde.
LA PRENSA/ L.E. MARTÍNEZ M.

El dirigente gremial precisó que “ahorita lo que hay que atender es la comida”, porque las familias de las zonas secas están agotando sus reservas alimentarias y destacó que hubo comunidades que ni siquiera millón pudieron cultivar.

Solórzano mencionó que por la falta de lluvias también escaseó el pasto para el ganado, tanto en los municipios secos como en territorios intermedios, entre éstos Muy Muy, Matiguás, San Ramón, San Dionisio y Esquipulas.

“Si no se atiende el problema con el ganado, podremos tener otra crisis sumada a la falta de granos”, advirtió Solórzano, señalando que en los cuatro municipios secos está concentrado el 30 por ciento de la población ganadera del departamento.

Mientras tanto, las comunidades más golpeadas de Terrabona siguen soportando el inclemente sol, sed y hambre, sin que hasta el momento haya una ayuda fuerte del Gobierno central.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: