Buscan mercado en Japón

Empresarios japoneses han mostrado gran interés en productos nicaragüenses como mermelada de jamaica y frutas deshidratadas.

Representantes del CEI presentaron a los empresarios asiáticos varios productos, entre ellos semillas de marañón. LA PRENSA/ ARCHIVO

REDACCIÓN CENTRAL

Empresarios japoneses han mostrado gran interés en productos nicaragüenses como mermelada de jamaica y frutas deshidratadas.

Funcionarios del Centro de Exportaciones e Inversiones Nicaragua (CEI) se encuentran en Japón en busca de nuevos compradores previo a la Feria FOODEX 2010 que se realiza anualmente en ese país.

Han sostenido reuniones con empresarios de Japón, entre ellos Yasuo Sano, presidente de Réve de Chef, una cadena de pastelerías ubicada en la ciudad de Kobe y que busca importar materia prima accesible y de calidad como la que se produce en Nicaragua.

De igual manera, se estableció contacto con la empresa World Trading, una compañía que importa materia prima de México para la producción de pizza, pero que mostró interés en productos de Nicaragua y otros países de la región.

Los representantes del CEI presentaron muestras de mermeladas, frutas deshidratadas y semillas de marañón; posteriormente se realizarán contactos con importadores en FOODEX 2010, feria que este año contará con la presencia de 2,400 empresas de todo el mundo. Además se espera la visita de aproximadamente unos 85,000 visitantes.

ASIGNATURA PENDIENTE

Aunque los productos nicaragüenses tienen alto potencial para ingresar al mercado japonés, es fundamental realizar una serie de cambios.

Harold Rizo, relacionista público del CEI, aseguró que para lograr una mejor inserción en este mercado es necesario realizar cambios en las presentaciones finales de los productos y centrarse en la exportación de rubros orgánicos.

“En Japón hay una nueva tendencia hacia lo natural y lo orgánico, cada vez más se encuentran consumidores preocupados por saber en qué lugares y bajo qué condiciones se está produciendo lo que compran”, dijo.

Cabe mencionar que la producción orgánica en Japón registra un retraso de diez años en comparación a Estados Unidos y Europa y es una ventaja que debe aprovecharse porque Nicaragua ya tiene éxito en exportaciones orgánicas a estos dos mercados.

“Otro dato importante es que el 60 por ciento del consumo de alimentos de Japón es importado y a sus habitantes en general no les interesa el precio, sino la calidad del producto que van a consumir, ellos se caracterizan por tener un paladar exigente”, agregó Rizo.

Esta búsqueda de nuevos mercados para productos nicaragüenses es parte de las capacitaciones que brinda la Agencia de Cooperación Japonesa (JICA) sobre Promoción del Comercio entre el país asiático y Centroamérica.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: