Pacquiao brilló aún sin oponente

El más grande escenario que el boxeo podía imaginar abrió sus puertas para un espectáculo que resultó muy pequeño. Aún cuando el filipino Manny Pacquiao saltó al entarimado dispuesto a permanecer en la línea de fuego frente al ghanés Joshua Clottey, se encontró con un oponente que tenía como objetivo evitar ser noqueado y lo consiguió, aunque perjudicó el show.

Manny Pacquiao pasó trabajo para poner penetrar con sus disparos a Joshua Clottey, quien se defendió toda la noche y afectó el espectáculo en Arlington, Texas. LA PRENSA/Jed Jacobsohn/Getty Images/AFP

El más grande escenario que el boxeo podía imaginar abrió sus puertas para un espectáculo que resultó muy pequeño.

[doap_box title=»Contundente» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

  • Los jueces vieron ganar al filipino Manny Pacquiao 120-108, 119-109 y 119-109, en un claro dominio ante Joshua Clottey.
Pacquiao se adjudicó una bolsa de más de 12 millones de dólares y mejoró sus registros a 51-3-2, con 38 triunfos por nocauts. Su oponente quedó con 35-4 y 21 nocauts en una carrera opaca.

En otro combate, Humberto “La Zorrita” Soto se adjudicó un triunfo por decisión unánime sobre David Díaz, y atrapó el cinturón vacante de los pesos ligeros del CMB. Ésta fue la pelea semiestelar de la velada celebrada en el Cowboys Stadium.

[/doap_box]

Aún cuando el filipino Manny Pacquiao saltó al entarimado dispuesto a permanecer en la línea de fuego frente al ghanés Joshua Clottey, se encontró con un oponente que tenía como objetivo evitar ser noqueado y lo consiguió, aunque perjudicó el show.

Pacquiao, el más llamativo boxeador del momento, se anotó una victoria por decisión unánim

e contra Clottey y ante 50,944 personas que seguro esperaban más, anoche en el Cowboys Stadium, en Arlington, Texas.

Pacquiao salió disparando golpes desde el principio, pero le resultó extremadamente difícil penetrar una defensa cerrada que le planteó Clottey, quien no usó sus brazos sino para impedir ser golpeado, aunque jamás pareció preocupado por acumular puntos para una victoria.

El filipino insistió en todo instante en provocar un intercambio de metralla y salvo contadas excepciones, la pelea mantuvo un mismo patrón de principio a fin, tornándose en algunos momentos aburrida y hasta desesperante en otros.

La votación de los tres jueces 120-108, 119-109 y 119-109 indica claramente el dominio ejercido por Pacquiao sobre Clottey, quien no hizo más que retrasar una victoria que siempre fue inminente.

En el décimo asalto fue el único en el que Clottey se atrevió a abrir su defensa en busca de la humanidad de Pacquiao y tuvo éxito en un par de combinaciones que incluyeron varios golpes ascendentes, pero no pasó a más.

Pacquiao terminó con un pómulo inflamado, tras ese asalto, pero su vigor combativo se mantuvo en todo instante, lo mismo que las riendas de una pelea que ciertamente quedó por debajo de las expectativas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: