Nicaragua con bajo acceso a educación secundaria

El acceso a la educación secundaria en Nicaragua es extremadamente bajo para los jóvenes en edad de asistir a este nivel educativo, según un análisis del economista Adolfo Acevedo.

El acceso a la educación secundaria en Nicaragua es extremadamente bajo para los jóvenes en edad de asistir a este nivel educativo, según un análisis del economista Adolfo Acevedo.

“Nicaragua es uno de los países que tienen menos cobertura en educación secundaria. Según estadísticas, sólo el 40 por ciento de los jóvenes están accediendo a la secundaria y un 60 por ciento no”, refuerza Yadira Rocha, enlace regional del Consejo de Educación de Adultos en América Latina (CEAAL).

Tomando en cuenta las estimaciones que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) hizo en el año 2000, mediante las cuales afirma que como promedio regional se requiere un mínimo de 10 a 13 años de educación formal para contar con buenas probabilidades de no caer en la pobreza, la falta de acceso a la educación secundaria pone a Nicaragua en problemas.

Hasta ahora el Ministerio de Educación (Mined) ha mostrado, vía presupuesto, preferencia por solucionar problemas de la educación primaria. A la educación secundaria, que presenta mayores problemas de “exclusión”, se le asigna menos fondos económicos. Este año, a primaria se le asignaron 3,184 millones de córdobas, en tanto para educación secundaria se destinaron 485 millones de córdobas.

De acuerdo con el Mined, la tasa de matrícula secundaria neta de Nicaragua alcanzó 45.5 por ciento en 2007, pero la tasa de escolaridad de la educación básica y media el año pasado fue de 53.3 por ciento en preescolar, 87.1 en primaria y sólo el 45 por ciento en secundaria.

“Pero no sólo la cobertura de la educación secundaria es baja, sino que quienes acceden a ella, con mucha frecuencia la abandonan antes de completarla”, señala Acevedo en su informe.

Agrega que esto se debe a que “el costo para las familias de enviar a los niños a la escuela se eleva considerablemente en secundaria, y está la necesidad de generar ingresos, aunque sean precarios, desde una edad temprana”.

De acuerdo con el Mined, la tasa de culminación de la educación secundaria sería del 44 por ciento, eso significa que apenas el 4.5 por ciento de jóvenes de ambos sexos, de cada 10 en edad de asistir a secundaria, se matricula en este nivel educativo, y sólo 4.4 de cada 10 logran completar sus estudios secundarios.