Sequía afecta calidad de la leche nica

Las altas temperaturas provocadas por la sequía que trajo consigo el fenómeno climático El Niño han desmejorado la calidad de la leche que produce Nicaragua, alrededor de dos millones de litros diario.

Los ganaderos tienen problemas para vender leche a las industrias porque ha bajado el volumen de grasa de este producto. LA PRENSA/ ARCHIVO

Las altas temperaturas provocadas por la sequía que trajo consigo el fenómeno climático El Niño han desmejorado la calidad de la leche que produce Nicaragua, alrededor de dos millones de litros diario.

[doap_box title=»Crecimiento dependerá del crédito» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

  • El presidente de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac), Wilmer Fernández, señaló que este año el crecimiento y aporte de ese sector a la economía del país dependerá de la disponibilidad de financiamiento.
”La esperanza del crecimiento del sector está en la oferta crediticia que pueda dar el Banco Produzcamos y la rápida ampliación de las líneas de créditos”, advirtió.

Aunque el Gobierno había anunciado que el Banco Produzcamos iba a empezar a operar en marzo para poder financiar la siembra de primera que arranca en mayo, la medida se pospuso para en abril próximo.

Fernández manifestó que si se logra conseguir crédito para el sector lácteo, este año estarían aportando más de 150 millones de dólares al país. El año pasado su aporte de divisas, en concepto de exportaciones, rondó los 130 millones de dólares.

[/doap_box]

El presidente de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac), Wilmer Fernández, aseguró que debido a la escasez de alimento y la baja de peso de los animales, la leche se está obteniendo con menor grado de grasa.

Significa, según Fernández, que la leche está saliendo con menor espesor, lo que está afectando a las industrias procesadoras que elaboran subproductos con la grasa láctea.

A ese problema se suma el incremento de hasta el 15 por ciento de los costos de producción en las fincas, señaló el representante gremial.

“Al estar dando alimentos suplementarios (a los animales) con varios aditivos, otra repercusión que tenemos es que cambia la concentración de los ingredientes de la leche, es decir que se torna en términos naturales más aguada. Es decir que la leche tiene menos grasas”, explicó.

“Al bajar los niveles grasos, entonces al sector industrial no le está rindiendo lo que le rinde como en el invierno”, comentó.

Fernández lamentó que el Gobierno haya excluido a Canislac de la comitiva que formó en febrero pasado, para buscar alternativas de mitigación a la sequía.

Afirmó que, a pesar de que en octubre pasado los lecheros pidieron ayuda al Gobierno, no fueron incluidos en esa comitiva.

Indicó que el supuesto plan que presentó el Gobierno, que incluye entre otros aspectos la perforación de pozos, no cubren las necesidades que enfrenta los sectores ganadero y lechero.

Lo que necesitan éstos con urgencia es financiamiento y no perforación de pozos, enfatizó.

MENOS PRODUCCIÓN

Los volúmenes de leche se reducen en la época de verano hasta en 30 por ciento, pero Canislac calcula que este año la disminución alcanzará hasta el 50 por ciento.

“Por el estrés calórico debido a las altas temperaturas, la baja podría superar el 50 por ciento. Aparte de que no hay alimento, hay una baja en la masa corporal de los animales”, dijo Fernández.

Los mayores problemas con el ganado ocurren en la región del Pacífico, la zona central y las Regiones Autónomas Atlántico Norte y Sur, indicó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: