Ex presidente tico al banquillo tras años de espera

El ex presidente costarricense y ex secretario general de la OEA, Miguel Angel Rodríguez, será juzgado a partir de mañana en su país, después de más de cinco años de espera, por un caso de corrupción relacionado con la adjudicación de una red de telefonía celular a la firma francesa Alcatel.

SAN JOSÉ/ACAN-EFE

 El ex presidente costarricense y ex secretario general de la OEA, Miguel Angel Rodríguez, será juzgado a partir de mañana en su país, después de más de cinco años de espera, por un caso de corrupción relacionado con la adjudicación de una red de telefonía celular a la firma francesa Alcatel.

Rodríguez (1998-2002), se vio envuelto en el escándalo en 2004, cuando la prensa local denunció el reparto de millonarias comisiones que pagó Alcatel a cambio de adjudicarse una licitación del estatal Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) para la compra de 400.000 líneas de telefonía celular en 2001.

Siendo ya secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Rodríguez debió renunciar al puesto y regresó a Costa Rica en octubre de 2004 para responder a las acusaciones, pero a su llegada al país fue inmediatamente detenido.

De acuerdo con la Fiscalía, cuando era presidente costarricense Rodríguez recibió más de 600.000 dólares de las comisiones pagadas por Alcatel.

Rodríguez siempre ha negado esta acusación, pero ya permaneció seis meses en prisión y otros seis bajo arresto domiciliario como medida cautelar, esperando el juicio.

Por el caso de corrupción ICE-Alcatel serán juzgados también otros ocho sospechosos.

Se espera que el juicio dure varios meses, pues los jueces deberán escuchar la declaración de los nueve imputados y de 110 testigos, de acuerdo con información del Poder Judicial.

El testigo estrella de la Fiscalía será José Antonio Lobo, ex diputado y ex ministro de Vivienda de Rodríguez que confesó en 2004 que el entonces gobernante reclamó una parte del «premio» que pagaría Alcatel.

A pesar de que Lobo reconoció que él también recibió una comisión, no será juzgado, pues a cambio de su declaración la Fiscalía le aplicó un «criterio de oportunidad», medida legal que le permite a las autoridades no perseguir un delito.

Rodríguez es acusado de enriquecimiento ilícito y de concusión, delito que comete un funcionario público cuando exige u obliga a otro a exigir un cobro no justificado en beneficio propio.

Eduardo Araya, uno de los abogados del ex mandatario, declaró hoy a Acan-Efe que la defensa se siente «optimista y con fe» en que al final del juicio obtendrán una absolución total.

«Vamos con la fe de estar al fin frente a una autoridad objetiva que son los Tribunales, que valorarán las pruebas y verán que no hay ningún documento ni persona que relacione a don Miguel ngel con Alcatel, como quiere hacer pensar la Fiscalía», dijo.

Para Araya, el hecho de que Rodríguez regresó voluntariamente al país es la mejor prueba de su inocencia, pero aseguró que están preparados para demostrar que las acusaciones de la Fiscalía carecen de fundamento y que más bien el ex presidente ha sido víctima de diversas violaciones a sus derechos fundamentales a lo largo de los más de cinco años de investigación del caso.

La apertura del juicio está programada para mañana a partir de las 08.00 hora local (14.00 GMT) en los Tribunales de Goicoechea, ubicados al nordeste de San José.

Rodríguez se convertirá así en el segundo ex presidente costarricense juzgado por un caso de corrupción.

En octubre de 2009, Rafael ngel Calderón (1990-1994), compañero de partido de Rodríguez en la Unidad Social Cristiana, se convirtió en el primer ex gobernante costarricense en ser condenado por el reparto de comisiones de un préstamo del Seguro Social.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: