Requisan “mari” robada en Honduras

Buscando a un grupo de “tumbadores” de droga, agentes antinarcóticos incautaron seis paquetes de marihuana, equivalentes a mil 930 gramos, en el interior de un saco y ocultos en un sitio atestado de basura, en un platanar de la finca Santa Rosa.

Un agente antidrogas inspecciona la yerba decomisada ayer en la finca Santa Rosa, de Chinandega. LA PRENSA/ S. MARTÍNEZ

CORRESPONSAL/CHINANDEGA

Buscando a un grupo de “tumbadores” de droga, agentes antinarcóticos incautaron seis paquetes de marihuana, equivalentes a mil 930 gramos, en el interior de un saco y ocultos en un sitio atestado de basura, en un platanar de la finca Santa Rosa.

El sitio se ubica al final de la tercera etapa del reparto Nuestra Señora de Candelaria, Chichigalpa, donde se sospecha que lo incautado es la última parte de un buen paquete robado a delincuentes hondureños que ahora intentan ingresar al país para recuperarla.

Cerca de las 10:00 de la mañana de ayer los agentes allanaron mediante orden judicial la propiedad de 12 manzanas, detuvieron a Rolando de Jesús Castro Alvarado, de 20 años, y bloquearon la salida de los trabajadores Juan Ramón Gutiérrez, de 30 años, y Amado Antonio Bucardo Montoya, de 29.

“Rolando es hijo de la dueña de la finca, él está a cargo de custodiar la casa. Estamos determinando la relación de los dos trabajadores”, manifestó el fiscal Edwin Urcuyo, quien consideraba junto al resto de autoridades el decomiso del inmueble.

Según las investigaciones, en la finca hubo más droga en días anteriores, cuya custodia recae en el joven detenido la mañana de ayer.

Con el operativo se confirmó que la marihuana proviene de Honduras, pero en particular más de 40 kilos fueron robados por un grupo de más de 8 personas a delincuentes del vecino país, lo que ha originado un pleito desde la semana pasada que permitió a la Policía conocer del delito.

“Estamos investigando los pormenores del caso, porque aquí se encontró una parte de la droga, vamos por más en todos los expendios”, señaló uno de los agentes encubiertos.

Reveló que el detenido Rolando de Jesús Castro Alvarado posee antecedentes de consumo, mientras su hermano Saúl Antonio Castro Alvarado, de 31 años, tiene antecedentes de expendedor, por lo que cumplió una condena en el Sistema Penitenciario de Occidente.

OTROS CASOS

Saúl Antonio Castro Alvarado resultó herido de bala la mañana del lunes en una pierna, propinada supuestamente por su cuñado, quien huyó tras el hecho.

Los agentes resguardan al herido en el Hospital España, porque declaró que teme por su vida tras asegurar que el pleito era por defender a su hermana de las agresiones del hombre.

El herido precisó que él se mantiene trabajando en una finca de su madre.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: