OPS lanza Jornada de Vacunación

Masaya se convirtió la noche de ayer en la sede del lanzamiento de la Octava Semana de Vacunación de las Américas, una campaña lanzada por Organización Panamericana de la Salud (OPS) que espera llegar a 45 millones de personas de todos los países de América y el Caribe.

La jornada de vacunación inició desde ayer en algunos puntos del país, como Granada, donde las madres acudieron con sus hijos para recibir este beneficio. LA PRENSA/L. VARGAS

Masaya se convirtió la noche de ayer en la sede del lanzamiento de la Octava Semana de Vacunación de las Américas, una campaña lanzada por Organización Panamericana de la Salud (OPS) que espera llegar a 45 millones de personas de todos los países de América y el Caribe.

Mirta Rosses, directora de la OPS/OMS, se presentó en un acto en las afueras de la iglesia San Jerónimo, acompañada por el presidente Daniel Ortega, la Primera Dama, Rosario Murillo, el cardenal Miguel Obando y Bravo, así como autoridades del Ministerio de Salud (Minsa).

“Hemos escogido a Nicaragua este año porque Nicaragua tiene casi ciento por ciento de cobertura en todas las vacunas”, dijo Rosses, quien además destacó la labor de voluntarios, brigadistas y trabajadores de la Salud.

“Nicaragua se convierte hoy en el centro del lanzamiento de la Octava Semana de Vacunación de las Américas. Alrededor de 45 millones de personas durante esta semana van a recibir vacunas en las fronteras, comunidades indígenas… desde Alaska hasta Chile, los que están en Haití, lo que están en la islas del Caribe”, señaló.

De igual manera, en Europa se lanzó recientemente la Quinta Semana de Vacunación Europea, mientras que los países árabes realizarán por primera vez una campaña de este tipo.

[doap_box title=»Gobierno se atribuye logros de salud» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

  • La Primera Dama, Rosario Murillo, se dedicó a hacer énfasis en que ha sido gracias al gobierno actual que se han logrado metas importantes en salud.
El hecho de que Nicaragua fuese seleccionada por la OPS/OMS para ser el país desde donde se inauguró la Octava Jornada de Vacunación de las Américas, fue calificado por Murillo como un “acto histórico”.

“Representa el reconocimiento a nuestro incansable trabajo de restitución de derechos de nuestro pueblo a la salud, desde la gratuidad decretada el 11 de enero de 2007, al día siguiente de llegar Daniel al gobierno, de llegar el Frente Sandinista al gobierno”, expresó.

“Hemos logrado erradicar la polio, la rubeola, el sarampión, el tétano neonatal, hemos logrado importantes éxitos contra el dengue, reducir la mortalidad materna y el año pasado enfrentamos adecuadamente la más reciente peste global, el H1N1”, agregó.

[/doap_box]

En total, 112 países en todo el mundo realizarán jornadas de vacunación. “Hoy con Nicaragua, desde Masaya, esta enorme jornada llegará a millones de personas en todo el mundo con el beneficio de la vacunación”, dijo Rosses, quien además calificó la vacunación como “un gesto de amor”.

GRACIAS AL PUEBLO

Ortega tomó la palabra para hacer un recuento de las enfermedades que han sido erradicadas gracias a la vacunación.

“Esta jornada internacional de vacunación con que nos honra la OPS es también un reconocimiento al esfuerzo de ustedes, sin pueblo no hay victoria, así de sencillo. En el caso de Nicaragua, tenemos el reto de vacunar a un millón 300 mil personas entre niños y adultos”, dijo y acto seguido empezó a dar recomendaciones de higiene a los asistentes.

“Que Nicaragua esté siendo la sede del lanzamiento de esta campaña a nivel regional nos compromete más a nosotros mismos con nosotros mismos y nos compromete más con los hermanos de la OPS, que han hecho un reconocimiento del esfuerzo que venimos haciendo los nicaragüenses en esta gran batalla en defensa de la salud de nuestros pueblos”, dijo Ortega.

De manera inusual, el Presidente mantuvo su discurso limpio de tintes políticos y solamente se dedicó a hablar de los logros de Nicaragua en materia de salud.

El primero en hablar ante la multitud que acudió a las afueras de la iglesia San Jerónimo para presenciar el acto fue el cardenal Miguel Obando y Bravo, quien hizo una oración para bendecir a todas las personas que trabajarán esta semana en la Jornada de Vacunación, así como a todos los que serán atendidos.

Hubo un espacio en el que varios niños de Monimbó recibieron vacunas. Incluso, el presidente Ortega se encargó de atender a varios de los pequeños.

Mirta Rosses hizo énfasis en que los logros de Nicaragua en materia de salud no son fáciles de alcanzar.

“Requiere de una enorme voluntad política, un apoyo de recursos donde todos tienen que colaborar en la sociedad, requiere del apoyo de la cooperación internacional, requiere de una gran capacidad de organización, de participación social, organización comunitaria, de trabajadores de Salud comprometidos y sacrificados”, sostuvo Rosses.

El gobierno sandinista agradeció la presencia de Mirta Rosses, directora de la OPS/OMS y calificaron de histórica la selección de Nicaragua como sede de la campaña internacional de vacunación.
LA PRENSA/MANUEL ESQUIIVEL

MURILLO AGRADECEA CUBA Y VENEZUELA

Por otro lado, la Primera Dama de la República, Rosario Murillo, se esmeró en reconocer el apoyo de países como Venezuela y Cuba en los avances y metas logrados.

“Quiero distinguir una vez más el continuo respaldo de nuestros hermanos de Cuba, que ha significado millones de consultas gratuitas, centenares de miles de cirugías milagrosas…”.

Le agradeció “a la Venezuela bolivariana, desde esta Nicaragua sandinista, todo el respaldo para los programas y equipos de alta tecnología del Minsa (Ministerio de Salud), para vacunas, medicamentos y campañas especializadas”.

Además, Murillo dijo que Venezuela envía continuamente un flujo de medicamentos para atender enfermedades degenerativas, así como también para brindar atención especial a las personas que conviven con el VIH-Sida.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: