Magic barre a Charlotte

El escolta Vince Carter justificó su llegada a Orlando al dirigir ayer el ataque que llevó a los Magic a la victoria por 99-90 ante los Bobcats de Charlotte en el cuarto partido de la eliminatoria de la Conferencia Este que ganaron por barrida de 4-0, la primera que logran en su historia.

Houston, EEUU/EFE

El escolta Vince Carter justificó su llegada a Orlando al dirigir ayer el ataque que llevó a los Magic a la victoria por 99-90 ante los Bobcats de Charlotte en el cuarto partido de la eliminatoria de la Conferencia Este que ganaron por barrida de 4-0, la primera que logran en su historia.

La victoria permite a los Magic, campeones defensores de la Conferencia Este, llegar por segunda vez consecutiva a las semifinales y tendrán que esperar a conocer el próximo rival, que saldrá de la serie que disputan los Hawks de Atlanta contra los Bucks de Milwaukee, que está empatada a 2-2.

Los Magic se convirtieron en el primer equipo de la NBA que se clasifica a las semifinales y confirmaron su condición de favorito a luchar de nuevo por el título de campeones como hicieron el año pasado.

Carter con 21 puntos y cuatro asistencias encabezó el ataque de los Magic, que volvieron a quedarse sin el apoyo ofensivo del pívot estrella Dwight Howard, que tampoco pudo acabar el partido al cometer seis faltas personales.

Howard esta vez sí pudo imponer su presencia bajo los aros al conseguir 13 rebotes, dos tapones y tres asistencias, aunque se quedó con sólo seis puntos (2-6, 0-0, 2-7).

Pero los Magic también tuvieron la ayuda del base Jameer Nelson con 18 puntos y cuatro asistencias, mientras que el alero Rashard Lewis llegó a los 17 tantos y cuatro rebotes.

El alero Matt Barnes no estuvo muy acertado en los tiros de campo (3-10), que fueron triples, pero anotó 5 de 7 desde la línea de persona para irse con 14 puntos, ocho rebotes y tres recuperaciones de balón, que lo convirtió en otro de los jugadores claves en la defensa del equipo.

Faltaba el sexto jugador y para eso surgió el escolta-alero francés Mickael Pietrus, que anotó 13 puntos en sólo 18 minutos después de acertar tres triples y 4-4 desde la línea de personal, puso dos tapones y recuperó dos balones.

Los Bobcats, el equipo del legendario Michael Jordan, que estuvo sentado junto al banquillo de los jugadores, no pudo lograr su primer título en partidos de la fase final a la que llegaron por primera vez en los seis años que llevan dentro de la competición de la NBA.

El ala-pívot Tyrus Thomas, el último fichaje que consiguieron los Bobcats con el traspaso de los Bulls de Chicago antes de la fase final, fue el máximo encestador del equipo al conseguir 21 puntos, nueve rebotes y una asistencia.

El alero Gerald Wallace aportó 17 tantos y el francés Boris Diaw llegó a los 13, mientras que el base Raymond Felton anotó 11 tantos para los Bobcats ,que tuvieron mejor porcentaje de tiro de campo que los Magic, pero no así en los triples al acertar con 5 de 19 por 13 de 33 del equipo de Orlando.

«No ejecutamos bien desde fuera del perímetro y ante un equipo como los Magic, que poseen un gran poder y defensa bajo los aros es muy difícil aspirar al triunfo», declaró ayer Larry Brown, el entrenador de los Bobcats.

Precisamente, Brown será el gran centro de atención en el futuro del equipo, ya que Jordan desea que el veterano entrenador continúe con el equipo, pero el técnico «nómada» de la NBA tiene varias ofertas importantes sobre la mesa y no ha decidido que va a hacer la próxima temporada.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: