Nicas se legalizan para volver a laborar en Costa Rica

En las ventanillas del Consulado de Costa Rica en Managua atienden por mes a un promedio de 500 nicaragüenses que estaban residiendo de manera indocumentada en el vecino país, pero decidieron regularizar sus documentos.

En las ventanillas del Consulado de Costa Rica en Managua atienden por mes a un promedio de 500 nicaragüenses que estaban residiendo de manera indocumentada en el vecino país, pero decidieron regularizar sus documentos.

Es “una sabía decisión”, dice el Embajador costarricense en Nicaragua, Antonio Tacsan, recordando que el nicaragüense que regulariza su estatus migratorio “se ahorra muchos dolores de cabeza”, empezando por evitar ser deportado.

[doap_box title=»Los trámites» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

  • “En el caso de nicaragüenses que residen en Costa Rica pero tienen familiares costarricenses, esposa e hijos, el trámite es simple”, afirmó el Embajador de Costa Rica en Nicaragua, Antonio Tacsan. Deben presentar el récord policial y partida de nacimiento, y el tiempo es de un mes para que se le extienda la cédula de residencia temporal.
Aquéllos que no tienen familiares lo primero que deben obtener es el permiso laboral, y deben presentar, además del récord policial y la partida de nacimiento, una carta del empleador que les contratará.

Una vez en Costa Rica, deben adquirir un seguro voluntario en la Caja Costarricense del Seguro Social.

Los documentos deben ser autenticados por el Consulado de Costa Rica en el país de origen del inmigrante, los cuales son revisados por la Cancillería costarricense, excepto en los países que los entregan en sus embajadas.

[/doap_box]

El embajador admite que hay mayor interés entre nicaragüenses que han migrado a Costa Rica por estar legal, y espera que los casos aumenten en los próximos meses, después que la Dirección General de Migración y Extranjería costarricense otorgó un período de seis meses de gracia para no aplicar multas a los inmigrantes indocumentados.

El Gobierno costarricense estima que entre 120 mil y 150 mil extranjeros necesitan regular su condición migratoria. De esos, se calcula que 100 mil son nicaragüenses.

US$100 POR MES

El castigo al inmigrante indocumentado lo establece el artículo 33 de la Ley 8764 de Costa Rica, que entró en vigencia el 1 de marzo pasado. La sanción económica es de 100 dólares por cada mes de estadía irregular.

Según el diario costarricense La Nación, el director de Migración de ese país, Mario Zamora, detalló que cuando la multa vuelva a regir, los cobros los efectuarán en los puestos fronterizos, terrestres y aéreos.

Si un inmigrante no paga la sanción económica entonces no podrá ingresar a Costa Rica por un plazo equivalente al triple del tiempo que estuvo ilegalmente.

Una vez que el inmigrante obtenga la residencia o el permiso laboral, deberá hacer un depósito de garantía que corresponde al promedio del precio del tiquete aéreo en temporada alta, entre Costa Rica y su país de origen.

Según Zamora, esa garantía permitirá a Migración deportar al extranjero en caso de que cometa algún delito.

REQUISITOS Y VENTAJAS

El Embajador de Costa Rica en Managua, Antonio Tacsan, dijo a LA PRENSA que las solicitudes en el Consulado de autenticar documentos son de 500 por mes, y eso demuestra que hay interés entre los migrantes nicaragüenses por poner en orden su situación en Costa Rica.

“Eso da una idea de cómo los nicaragüenses en particular están interesados en regular su situación. Eso les permite acceder a todos los servicios y derechos que la legislación costarricense en materia laboral les da”, señaló Tacsan.

Entre esos derechos están el aguinaldo, salario mínimo, vacaciones y seguro social.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: