Colombianos regresaron a su país

Un total de 23, de 32 pescadores colombianos que fueron capturados faenando ilegalmente en aguas nicaragüenses entre el 22 y 23 de abril pasado, viajaron a su país desde Bluefields, Región Autónoma Atlántico Sur (RAAS), a bordo de un avión de la Fuerza Aérea Colombiana, que aterrizó ayer en la pista de esta ciudad.

Un total de 23 pescadores colombianos capturados en aguas nicaragüenses fueron transportados vía aérea a su país, a bordo de un avión de la Fuerza Aérea Colombiana. LA PRENSA / S. LEÓN

CORRESPONSAL / BLUEFIELDS

Un total de 23, de 32 pescadores colombianos que fueron capturados faenando ilegalmente en aguas nicaragüenses entre el 22 y 23 de abril pasado, viajaron a su país desde Bluefields, Región Autónoma Atlántico Sur (RAAS), a bordo de un avión de la Fuerza Aérea Colombiana, que aterrizó ayer en la pista de esta ciudad.

[doap_box title=»Cancelaron» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

  • Ayer en la mañana, cuando 23 pescadores colombianos se disponían a abandonar el país para viajar hacia Colombia, las autoridades del aeropuerto de Bluefields aclararon que éstos debían pagar los impuestos correspondientes
“El problema es que los colombianos querían irse y sin pagar sus impuestos que todos los que usamos el aeropuerto pagamos, querían entrar y salir sin pagar, tenían una actitud arrogante”, confió un funcionario regional gubernamental.

Al final el dinero requerido fue cancelado.

[/doap_box]

El avión militar aterrizó ayer a las 8:10 a.m. y zarpó a eso de las 12:30 del mediodía luego que cancelaran sus respectivos impuestos aeroportuarios estipulados en el país.

Cabe destacar que las autoridades colombianas solicitaron que los pescadores fueran exonerados de pagar multas y que se autorizara el ingreso de ese avión para trasladarlos a su país.

Ayer, en horas de la mañana, el Cónsul de Colombia, quien no quiso identificarse con LA PRENSA, se negó a dar declaraciones a los periodistas locales y de medios nacionales.

“Más tarde, estamos resolviendo algunas cosas, más adelante”, respondía el Cónsul cada vez que se intentaba obtener su versión sobre el traslado de los ilegales pescadores.

PROHIBIERON DAR ENTREVISTAS

A los 23 marineros colombianos se les prohibió hablar con los periodistas locales, sin embargo, uno de los pescadores confió a LA PRENSA (antes que el Cónsul les prohibiera hablar) que el restante de pescadores zarpó vía acuática, en sus respectivas lanchas rápidas hacia San Andrés.

“Me siento muy tranquilo, la gente por aquí son muy amables, me trataron bien”, declaró Alberto Leoni Pedroza, quien fuera capturado en una lancha rápida faenando ilegalmente.

Aunque Pedroza sostuvo que se encontraban en aguas colombianas, dejó claro que no contaban con un localizador marino.

EN AGUAS COLOMBIANAS

Igual que él, los demás marineros alegaron que la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua los capturó en aguas colombianas.

Tratamos de conocer la versión de las autoridades de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), no obstante uno de sus funcionarios dijo que no estaba autorizado para hablar.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: