Presidente de Intur anda desinformado

Aunque la razón de ser del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) es “promover el desarrollo sostenible del sector turismo”, su presidente, Mario Salinas, desconoce cuánto se invierte para lograrlo y quiénes participan en la estrategia.

Laureano ortega, hijo del Presidente de la República, dice que llegó a ser asesor de ProNicaragua gracias al ministro de Turismo, pero no se considera funcionario público. LA PRENSA/U. MOLINA

Aunque la razón de ser del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) es “promover el desarrollo sostenible del sector turismo”, su presidente, Mario Salinas, desconoce cuánto se invierte para lograrlo y quiénes participan en la estrategia.

Con motivo de la reforma a la Ley General de Turismo, algunos diputados temen que parte de la millonaria partida destinada para ese fin esté siendo desviada para financiar actividades políticas del partido de Gobierno, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), ya que la Juventud Sandinista 19 de Julio tiene participación activa en esas actividades.

LA PRENSA, amparada en la Ley de Acceso a la Información Pública, solicitó detalles sobre la inversión, pero el Intur sólo mencionó algunas estrategias sin dar cifras.

Ayer, al concluir la presentación de un reality show de aventuras, Salinas dijo no tener comentarios al respecto porque no había leído el artículo; y en cuanto a la participación de la Juventud Sandinista, que confirma el informe entregado por el Intur, dijo no tener “mayor conocimiento” y pidió tiempo para “leer, investigar y conocer a fondo el tema para decir de qué se trata la participación”. En cuanto a la inversión, también pidió tiempo para “investigar”, y prometió una explicación en el futuro.

NIEGA SER FUNCIOARIO

Salinas estuvo acompañado de Laureano Ortega Murillo, hijo del presidente Daniel Ortega, quien aseguró que no violenta ninguna ley al ejercer el cargo de asesor en el área de inversión turística de la agencia ProNicaragua.

Ortega Murillo aprovechó para decir que llegó al cargo a petición de Salinas, quien buscaba a alguien que conociera bien Italia y él cumplía el requisito porque estudió allá.

Mientras el hijo del Presidente brindaba detalles sobre su trabajo, haciendo énfasis en que no es funcionario público, una periodista que labora en el Intur se interpuso para que no diera más declaraciones a los periodistas, lo tomó del brazo y lo sacó de local, diciendo que sólo “babosadas” le preguntan.