Arranca juicio por caso Walpasiksa

Dos colombianos y un peruano se sentarán hoy en el banquillo de los acusados y deberán responder ante al Juez de Juicios del Distrito Penal de Siuna, por los delitos de tráfico internacional de estupefacientes, homicidio, tenencia ilegal de armas y lavado de dinero. La lista de delitos fueron imputados por la Fiscalía tras varios operativos antidrogas ejecutados por las autoridades en la comunidad de Walpasiksa (jurisdicción del municipio de Prinzapolka) y la ciudad de Managua. La acusación incluye a 18 nicaragüenses y otro colombiano que están prófugos.

José Garth Medina

CORRESPONSAL/RAAN

dsepartamentos@laprensa.com.ni

Dos colombianos y un peruano se sentarán hoy en el banquillo de los acusados y deberán responder ante al Juez de Juicios del Distrito Penal de Siuna, por los delitos de tráfico internacional de estupefacientes, homicidio, tenencia ilegal de armas y lavado de dinero. La lista de delitos fueron imputados por la Fiscalía tras varios operativos antidrogas ejecutados por las autoridades en la comunidad de Walpasiksa (jurisdicción del municipio de Prinzapolka) y la ciudad de Managua. La acusación incluye a 18 nicaragüenses y otro colombiano que están prófugos.

No obstante, ante el juez de juicios Victorino Estrada Flores solamente acudirán los colombianos Fernando Meléndez Paudd y Catalina del Carmen Ruiz así como el peruano Marco Antonio Gamboa, pues los 18 miskitos de Walpasiksa acusados, así como un ciudadano colombiano Amaury Carmona Morellos, tienen paradero desconocido y han sido circulados por la Interpol.

El 8 de diciembre del 2009 una patrulla de la Fuerza Naval y la Policía Nacional fue emboscada por narcotraficantes acantonados en Walpasiksa, tras la caída de una avioneta con 800 kilos de cocaína. En la emboscada murieron el teniente Jorge Baltodano y el sargento Roberto Carlos Somarriba.

Las autoridades policiales informaron que Carmona Morellos, originario de la Isla de San Andrés, utilizó el nombre de José Alberto Ruiz Cano para establecerse en Nicaragua como un empresario, sin embargo, era su método para lavar el dinero generado por las ganancias del narcotráfico.

Al colombiano prófugo se le señala además como el principal responsable de la emboscada contra las autoridades en Walpasiksa, comunidad miskita donde había establecido con la ayuda de comunitarios, un centro de operaciones para las actividades del narcotráfico. Tras la emboscada, el extranjero huyó junto a 18 locales.

La inteligencia policial del Nicaragua logró ejecutar varios allanamientos a propiedades y negocios del colombiano en Managua donde fueron incautados varios vehículos propiedad de José Alberto Ruíz Cano y/o Amaury Carmona Morellos, que estaban a nombre de su esposa Tania Fernanda Guido Murillo originaria de Cali Colombia, así como la discoteca mister sponge y otros negocios ubicados en Bello Horizonte y Campo Bruce.

En los allanamientos fueron capturados los colombianos Fernando Meléndez Paudd y Catalina del Carmen Ruiz y puestos a la orden del juez en Siuna.

Mientras en Prinzapolka el Ejército Nacional dio con la captura del peruano Marco Antonio Gamboa quien intentaba salir por los llanos de Makantakan en su huida de Walpasiksa y fue entregado a las autoridades policiales y puesto a la orden del juez.

Así mismo van a juicio 18 indígenas de Walpasiksa que fueron acusados por la Unidad Especial Contra el Crimen Organizado del Ministerio Público, los que lograron su libertad condicional otorgada por el juez de juicio Victorino Estrada en una audiencia especial practicada el 15 de febrero en Siuna.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: