Series de pronósticos difíciles en la NBA

Si Los Angeles Lakers y Orlando Magic quieren reeditar la final del pasado año de la NBA, tendrán que salir primero bien librados de sus series por los títulos de Conferencia, donde se las verán con rivales hambrientos de triunfo como Phoenix Suns y Boston Celtics.

Dwight Howard (12), de Orlando Magic. LA PRENSA/AFP

LOS ANGELES/AFP

Si Los Angeles Lakers y Orlando Magic quieren reeditar la final del pasado año de la NBA, tendrán que salir primero bien librados de sus series por los títulos de Conferencia, donde se las verán con rivales hambrientos de triunfo como Phoenix Suns y Boston Celtics.

Orlando y Boston arrancan su duelo con dos juegos en la cancha del primero, el domingo y el martes, por el banderín de la Conferencia Este, mientras en el Oeste los Lakers reciben el lunes a Suns para el primero de dos partidos en casa, con un segundo previsto para el miércoles.

Los Magic son el único equipo que ha transitado invicto en las dos primeras rondas, con barridas de 4-0 ante Charlotte Bobcats y Atlanta Hawks, y desde finales del campeonato regular llevan 14 triunfos al hilo.

Empero, el equipo de Boston viene inspirado por su hazaña de haber eliminado a los favoritos Cleveland Cavaliers y su astro LeBron James.

Será un duelo revancha de las semifinales de Conferencia de 2008, cuando los Magic sorprendieron a Celtics al ganar la serie 4-3, abriéndose camino a la disputa del título por segunda vez en su historia.

Rajon Rondo (9) y Paul Pierce (34), de los Celtis de Boston.
LA PRENSA/AFP

Los Magic ganaron tres de cuatro partidos a Celtics en la temporada regular, con grandes desempeños de Vince Carter y Dwight Howard, que opacaron por completo a los ‘Tres Grandes’ de Boston: Kevin Garnet, Ray Allen y Paul Pierce.

Pero el duelo que podría definir este tope decisivo se planteará entre dos hombres que por lo general reciben poco crédito, pero han resultado claves para que sus equipos estén peleando ahora en esta instancia: los armadors Rajon Rondo, de Boston, y Jameer Nelson, de Orlando.

Rondo fue el factor desequilibrante en el tope contra Cavaliers, y Nelson lidera a los Magic en anotación, asistencias y robos de balones.

Será un duelo entre quintetos con titulares establecidos, con Nelson, Carter, Howard, Matt Barness y Rashard Lewis por Orlando, y Rondo, Allen, Garnet, Pierce y Kendrick Perkins por Boston.

Similar situación se presenta entre Lakers y Suns, con los primeros transitando de menos a más en estos playoffs, y los segundos jugando el mejor baloncesto colectivo de la Liga.

Los Lakers dejaron en sus dos primeras rondas a los fogosos jóvenes de Oklahoma City Thunder (4-2) y al Utah Jazz (4-0), y los Suns se deshicieron de los Portland Trail Blazers (4-2) y los veteranos San Antonio Spurs (4-0).

Los angelinos buscarán su quinto campeonato en la era del técnico Phil Jackson y el superastro Kobe Bryant. Los Suns han jugado sólo dos finales de campeonato con mala suerte, al caer en 1993 ante el Chicago Bulls de Michael Jordan, y en 1976 ante Boston.

Kobe Bryant, de los Lakers de los Ángeles.
LA PRENSA/AFP

A los Lakers les ha venido muy bien el descanso de varios días, tras haber arrollado a Utah, para que varios de sus titulares se recuperen de viejas lesiones, como el propio Bryant y el centro Andrew Bynum.

Los Lakers ganaron 3 de 4 cuatro partidos contra Suns en la campaña regular, con promedio de anotación de 108,5 puntos por juego, mientras los ‘soles’ de Arizona encestaban 101 tantos por partido.

En esos duelos Bryant promedió 27,5 puntos por encuentro y Bynum 9.8 rebotes, mientras que Amare Stoudemire lideraba a los Suns con 20,3 cartones y 8.8 tablas por choque.

Más allá de esos números, los Suns cuentan con la total recuperación de su base estrella Steve Nash, quien sufrió una profunda herida encima del ojo en la serie contra San Antonio, y el regreso del lesionado pívot cubano-estadounidense Robin Lopez.

Tomado en cuenta la rapidez de los Suns, es probable que Jackson abra con su veterano Lamar Odom en vez de Bynum, junto a Derek Fisher, Bryant, Ron Artest y el español Pau Gasol.

Phoenix mantendría su núcleo de Steve Nash, Jason Richardson, Grant Hill, Amare Stoudemire y Jarron Collins, con Lopez y el brasileño Leandro Barbosa de recambios.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: