Regresa a Holanda niño que sobrevivió a tragedia aérea

El niño holandés, que fue el único sobreviviente del accidente aéreo en Libia, regresó este sábado a Holanda en un vuelo de evacuación médica, mientras en Trípoli se dio inicio a la identificación de los cuerpos de las 103 víctimas del fatídico vuelo de Afriqiyah Airways. Ruben van Assouw, de 9 años, es considerado un “niño milagro”. Lo encontraron inconsciente en medio de los escombros del avión el miércoles cerca del aeropuerto de Trípoli. Los demás ocupantes de la aeronave murieron, incluidos los padres de Ruben y su hermano de once años.

Ruben van Assouw. LA PRENSA/AFP/STR

AMSTERDAM / AP

El niño holandés, que fue el único sobreviviente del accidente aéreo en Libia, regresó este sábado a Holanda en un vuelo de evacuación médica, mientras en Trípoli se dio inicio a la identificación de los cuerpos de las 103 víctimas del fatídico vuelo de Afriqiyah Airways.

Ruben van Assouw, de 9 años, es considerado un “niño milagro”. Lo encontraron inconsciente en medio de los escombros del avión el miércoles cerca del aeropuerto de Trípoli. Los demás ocupantes de la aeronave murieron, incluidos los padres de Ruben y su hermano de once años.

El avión médico que transportaba al niño aterrizó en un aeropuerto militar en Eindhoven. El niño luego fue trasladado en una ambulancia con ventanillas polarizadas.

Debido a las solicitudes de respeto a la intimidad del niño que hicieron sus familiares, el acceso al aeropuerto fue restringido y se colocaron redes de camuflaje en sus cercas. El ministerio holandés de Relaciones Exteriores confirmó la llegada del menor, pero dijo que no revelaría detalles sobre los planes para su futuro.

La cadena de radio y televisión local Omroep Brabant reportó que Ruben había sido llevado al hospital Saint Elizabeth, en su natal Tilburg, para continuar su tratamiento.

ESTABA ATADO A SU ASIENTO

Los rescatistas encontraron a Ruben aún atado a su asiento en medio de los escombros en una zona desértica. Sus piernas estaban fracturadas, pero no tenía heridas graves en la nuca, la cabeza, ni órganos internos.

El niño necesitó cuatro horas y media de cirugía para atender sus fracturas y los doctores dijeron que se recuperaba.

Ruben viajó con su familia a Sudáfrica en un safari para celebrar el aniversario de sus padres. El niño supo de la muerte de su familia el viernes.

IDENTIFICACIÓN DE CUERPOS

Cuadrillas de especialistas forenses comenzaron ayer a identificar los restos de las víctimas. La mayoría de las personas a bordo del Airbus 330-200, que partió de Johannesburgo, eran turistas holandeses. El Gobierno holandés ha solicitado que se realicen pruebas de ADN y otros análisis a los familiares de las víctimas para ayudar en el proceso de identificación. Las causas del accidente son aún desconocidas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: