Cartas al Director

Capacidad

 

 

“Los hombres capaces de alzar y llevar adelante una bandera son muy pocos”.

Jaime Luciano Balmes (1810-1848), filósofo y sacerdote español.


CON LOS OJOS BIEN CERRADOS …

Santiago de Chile (AIPE)— Difícil debe haber sido para el presidente Piñera votar por Néstor Kirchner como secretario de Unasur. Al sumarse al consenso, Piñera habrá cerrado los ojos y pensado en los superiores intereses de Chile. “Close your eyes, open your legs and think of England” (cierre sus ojos, abra las piernas y piense en Inglaterra), habría aconsejado la Reina Victoria a una dama de la Corte británica, acosada por un marido desagradable de un matrimonio por conveniencia.

En nuestro caso no había más opción que entregarse a ese descabellado nombramiento: estaba de por medio la relación entre los gobiernos de Chile y Argentina, y la presidenta Bachelet ya se había comprometido con esa designación.

Eso no borra el hecho de que Kirchner siempre despreció a los chilenos: desconoció el tratado sobre gas con Chile y cortó el suministro a centenares de miles de hogares e industrias chilenas. Los inversionistas chilenos en Argentina sufrieron sus amenazas, moratorias y arbitrarios controles de precios. Antes se opuso al plebiscito convocado por el presidente Alfonsín para aprobar el Tratado de Paz y Amistad que puso término al conflicto austral de 1978.

Tal vez pudo el Presidente chileno haberse ahorrado el desagrado, como los presidentes Uribe y García, que no asistieron a la entronización de Néstor Kirchner y enviaron a sus cancilleres. Y con razón: el cargo exige dedicación exclusiva, pero el ex mandatario argentino seguirá gobernando a su país y en campaña para reelegirse a la Presidencia. Tampoco se podría pensar de Kirchner como un factor de unidad. Son conocidos el rechazo que provoca en Argentina, su cercanía con Chávez y su enemistad con Uruguay: por dignidad debió haber declinado al cargo.

Pero hay que ser más optimistas. Unasur, bajo el mando de Kirchner, puede hundirse definitivamente. Sería lo conveniente. Latinoamérica tiene una profusión de organizaciones, muchas inútiles y redundantes: la OEA, CAN, SELA, Mercosur, Opanal y otras diez, con escasos aportes a la democracia, al desarrollo y la integración latinoamericana, pero cuestan millones de dólares anuales a cada país. La culpa no es de los organismos ni de sus burócratas, sino de la falta de liderazgo de los presidentes y de sus débiles cancillerías, que no son capaces de reformarlas ni resisten al vértigo de crear instituciones.

Han transcurrido más de tres años desde que los mandatarios sudamericanos acordaron la creación de Unasur, institución que navega en precariedad jurídica y práctica: su secretaría general estaba vacante desde sus inicios, ha sido un foro para insultos y desencuentros, y la mayoría de los países —Chile y Argentina incluidos— no logran que sus parlamentos ratifiquen el tratado constitutivo.

Con el nombramiento de Kirchner, el Congreso chileno tendrá una razón adicional para seguir postergando la aprobación y el financiamiento de Unasur, que sólo Chávez sabe adónde va.


Hernán Felipe Errázuriz
Abogado chileno, ex ministro de Relaciones Exteriores.

© www.aipenet.com


 

ENCUESTAS

En los diferentes medios de comunicación, tanto escritos, televisivos como radiales, se han publicado encuestas sobre “si la población está de acuerdo en que los ex magistrados del CSE, CSJ, entre otros, vuelvan a ocupar su curul, a través del decretazo presidencial”, a lo que la mayoría de la población nicaragüense ratifica que NO. Así también, cuando le preguntan que si aceptarían una reelección presidencial de Daniel Ortega, la población tajantemente dice que NO.

Estas encuestas, ya sean directas o indirectas, han demostrado que la mayoría de la población — que es más del 60 por ciento—, no quiere nada con los sandinistas, pero sí un cambio sustancial en los poderes del Estado. También observamos que Ortega sigue empecinado en mantenerse en el poder. Será que quiere seguir apoyando a su pueblo oprimido, con chantajes, ola de violencia en las calles tomadas por los paraestatales de FNT, Fetsalud, JS 19 de Julio, CST, y maras salvatruchas… para seguir haciendo obras sociales, como la violación constante a la Carta Magna, a los derechos humanos, despidiendo a la gente humilde que trabaja en las instituciones del Estado que no está con él, enriqueciéndose con su petro-Alba, y a costillas de los impuestos de los nicaragüenses, motivando a que la cooperación se retire del país, y gobernando a través de sus famosos decretazos pasando por encima de las leyes de la nación, y sobre todo promoviendo más desempleo y pobreza en la sociedad nicaragüense.

Si la oposición no se une en un solo bloque político para enfrentar al único enemigo de la sociedad nicaragüense (el FSLN), tendremos danielismo para rato.

Ezequiel Pérez

MAYO, ALEGRÍA EN LA COSTA

Llegó el mes de Mayo. En la Costa Caribe de Nicaragua es un mes de palo de mayo simbolizando la fertilidad, la vida, la abundancia, la alegría de un pueblo por lo nuevo, por las esperanzas renovadas, por ver nuevamente florecer esa inmensa y rica zona del país postergada, abandonada, en extrema pobreza. Es que mayo le trae al caribeño de Nicaragua nuevos brillos, alegría, entusiasmo, nuevos proyectos de vida, compromisos renovados. Donde nos encontremos, en Bluefields, Bilwi, Managua o en el extranjero, mayo nos llena de todo eso. No existe un costeño, mujer o hombre, que deje de expresar esos sentimientos y mucho menos bailar al ritmo de esa música llamada “música de palo de mayo” en alguno de los barrios de Bluefields, en las discos de Managua o en las fiestas de amigos y amigas durante este mes.

Mayo es símbolo de vida. Desde los tiempos prehistóricos los seres humanos le hemos rendido culto a la naturaleza. En mayo comienzan las lluvias y llenan de vida los surcos, todo se torna esplendoroso, verdoso y con los retoños emerge la vida y de ella queremos siempre sacar lo mejor, y por eso es que bailamos alrededor del árbol, símbolo de vida, o “palo” el que adornamos con frutas y cintas de colores.

Como ese árbol o “palo” adornado de colores y frutos, los habitantes de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe de Nicaragua deseamos ver nuestra tierra. Una tierra donde los diferentes grupos y comunidades indígenas puedan convivir en paz y armonía, con respeto a sus tradiciones, cultura y sus derechos revalorizados; donde los recursos naturales se aprovechen en beneficio de sus pueblos. Una tierra donde se note el progreso, donde sus hijos no tengan que salir expulsados por falta de oportunidades hacia otros países y donde se respete y prevalezcan las leyes.

Mayo nos hace soñar y mirar siempre hacia la utopía. La utopía caribeña materializada en el proceso autonómico que vivimos. Una autonomía renovada, auténtica, cumpliendo sus mandatos en beneficio de su pueblo y no de partidos políticos, en la que están al frente de los Consejos Regionales los mejores hombres y mujeres escogidos por sus méritos, conocimientos y compromisos con esta zona del país marginada, explotada y en miseria. ¡Viva Mayo!


Ronald Hill Álvarez
Nueva Guinea, RAAS


PRIMERAS COMUNIONES

El domingo pasado asistí a una primera comunión en la que los niños cumplieron perfectamente su papel, aunque los padres falláramos en el protocolo. Esta ceremonia centrada en un Jesús que nos regala su cuerpo y su sangre, se desarrolla muchas veces en una iglesia que más bien parece un teatro. Los familiares, imparables en su locuacidad y afición fotográfica, visten, en no pocos casos, con prendas arrugadas, escotes desmesurados o minifaldas. Si a un “grande” de la tierra le dedicaríamos solicitud atenta y presentación dignas, con Dios faltan las buenas formas propias de personas civilizadas que visitan su casa de oración.

Las comuniones y las bodas corren el peligro de desacralizarse del todo y convertirse en un evento mundano, ajeno a su trascendencia espiritual. Los sacerdotes tienen un papel imprescindible en señalar el respeto a lo sagrado y a Dios como centro de toda liturgia. El alma prevalece, pero el cuerpo y el porte colaboran para no desmerecer, por encima de modas y apetencias.

María Ferraz
Barcelona, España

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: