Oposición atomizada

La firme estrategia que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) se trazó para reelegir al presidente Daniel Ortega y mantener en sus cargos a los magistrados electorales que cometieron fraude en 2008 contrasta con un liderazgo opositor ambiguo, contradictorio y atomizado que no ha logrado ganarle una sola batalla al Gobierno.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: