Radiografía de la UNEN

El currículum de un dirigente de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) en estos tiempos, es medido por cuántos morteros tiró, las barricadas que levantó, si conoce lo que es respirar gases lacrimógenos, y mejor aún si se expuso a ser alcanzado por balas de goma e hizo arder Troya en mera capital. Esto no está establecido en los estatutos del movimiento pero sí en la trayectoria estudiantil de sus principales líderes.

Durante décadas miles de jóvenes han luchado por sus  derechos, pero ahora UNEN ha dejado de ser creíble por vincularse a un partido político, el FSLN. Fotos de La Prensa/Archivos

El currículum de un dirigente de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) en estos tiempos, es medido por cuántos morteros tiró, las barricadas que levantó, si conoce lo que es respirar gases lacrimógenos, y mejor aún si se expuso a ser alcanzado por balas de goma e hizo arder Troya en mera capital. Esto no está establecido en los estatutos del movimiento pero sí en la trayectoria estudiantil de sus principales líderes.

La cara más vista, con el tiempo, hace sonar su nombre y empieza a exponerse menos en los disturbios y a dar órdenes que vienen “desde arriba”, empañando el nombre del movimiento estudiantil al dejar en evidencia sus intereses políticos, por encima de los estatutos que los rigen que es defender al gremio universitario.

Los medios de comunicación han difundido durante décadas las luchas que el movimiento estudiantil tuvo para conseguir, primero la autonomía universitaria, el 2% del presupuesto durante la dinastía somocista, y luego la lucha por el 6% universitario que tanta lágrimas y sangre derramó en las calles de Managua.

El doctor Carlos Tünnermann, ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua en Managua, recuerda los “victoriosos” tiempos del movimiento estudiantil cuando aún no era UNEN sino Centro Universitario Nacional (CUUN) afirmando que “en aquellos años la lucha por conquistar la Autonomía Universitaria y por lograr cumplir los derechos estudiantiles en paz, libertad, soberanía y justicia era una motivación que llevó a muchos a ofrendar sus vidas”.

El CUUN fue fundado en 1914 con el fin de conseguir la autonomía universitaria, lo que se logró en la época en el que el rector de la UNAN era Mariano Fiallos Gil, a quien se le considera el “padre de la autonomía universitaria”.

Al morir Fiallos, Carlos Tünnermann asumió la rectoría. “Estuve diez años al frente de la UNAN y me tocó lidiar en defensa de la autonomía junto con los miembros del CUUN. Después lanzamos la campaña para el 6%, estando aún de rector, pero vino el terremoto de Managua de 1972 y no pude seguir con la campaña. Se consiguió en la década de los años ochenta, año en que cambió el nombre del movimiento estudiantil a UNEN”.

Simpatizantes del partido de gobierno destruyen el rótulo de la Embajada de E.EU.U. Entre los agresores había miembros de UNEN.

Juan Carlos Mena era dirigente de la UNEN para los años ochenta. Ahora es docente del Departamento de Derecho de la Facultad de Humanidades y Ciencias Jurídicas de la UNAN. Mena recorre los largos pasillos del alma mater y cada vez que su memoria lo permite recuerda los ideales de UNEN, que según él no han variado.

“Los ideales son los mismos, lo que han cambiado son los pensamientos de los dirigentes que están. Antes trabajábamos por el bienestar del gremio estudiantil, por demandar los derechos que tienen los estudiantes, por el desarrollo integral; cultural, social, académico, recreativo. Intentamos retribuir a la sociedad ese 6 por ciento que nos dan, en conocimientos, en acciones que vayan en pro del desarrollo de la nación”.

Sin embargo admite que estos principios han sido afectados por intereses políticos. “El movimiento estudiantil debe estar desvinculado de la política aunque cada quien tiene sus ideales políticos pero que los desarrolle afuera, independientemente que esta persona que le está hablando tenga un ideal firme que es Sandino”, enfatiza Mena.

[doap_box title=»La provisional Junta Directiva de UNEN está integrada por:» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Presidente: Walpa Pineda
Vicepresidente: Xiomara Oporta
Vicepresidente: Aura Lila Mercado
Secretario General: James Chamorro
Secretaria:
Lleana Barreda
Secretario: Jorge Mora
Secretario:
Bismark Velásquez

[/doap_box][doap_box title=»La Estructura de UNEN » box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

El grupo de clases: Constituye la célula fundamental en el trabajo de UNEN y está integrada por los estudiantes que realizan sus actividades docentes, eligiendo en su seno a su representante oficial de la UNEN en su grupo de clases.

El Congreso: Es el órgano superior de decisión, está integrado por presidentes de grupos, presidentes de carrera electos democráticamente en sus grupos de clases; por la Asamblea Nacional de Estudiantes, el Consejo Nacional de UNEN e invitados con derecho a Voz. Éste estará compuesto por un número no menor de 400 y no mayor de 600 personas y cada dos años convocarán a Asamblea Nacional.

La Asamblea Nacional de Estudiantes: Es el órgano de decisión entre congresos. Está integrado por los presidentes estudiantiles de carrera, directivos de recinto o universidad, el consejo nacional y el ejecutivo nacional de la UNEN. Sus decisiones no deben contradecir con las del congreso.
El Consejo Nacional: Está integrado por los Presidentes de recinto, presidente, vicepresidente y secretario general del ejecutivo nacional.

Ejecutivo Nacional: Es el órgano de representación legal y oficial de la organización a nivel nacional e internacional: Está integrado por un presidente, dos vicepresidentes, un secretario general y cuatro secretarias.
La duración de los cargos a todos los niveles es de tres años. La UNEN también cuenta con un Comité Electoral Nacional y de recinto.

Fuente: Estatuto de UNEN inscrito en el 2007 en La Gaceta-Diario oficial N. 178

[/doap_box]

Luis Andino, vicepresidente de UNEN en la Facultad de Humanidades y Ciencias Jurídicas, es uno de los dirigentes de este movimiento estudiantil, asegura que este gremio debe existir porque si no “los derechos de nosotros se violentarían, no tendríamos los estudiantes representación ante el Consejo Universitario, así que las autoridades y gremios de docentes harían lo que se les dé la gana. Nosotros somos la voz de los estudiantes”.

1275160904_30-ProtestaEstudianteDom1

Una voz que semanas atrás gritaba en las inmediaciones de la Universidad “dale, dale, partile la cabeza, quebrásela, dale en la cabeza a ese hijuep…”. Jóvenes encapuchados que se lanzaron con rabia contra el estudiante de Medicina, Eder Osmar Ruiz Pavón, quien hasta ahora pide se haga justicia con su agresión.

Las imágenes parecieran ser de un pleito de pandillas, pero en realidad se trató de un enfrentamiento entre universitarios que pretendían abrir los portones de la UNAN-Managua, que permanecían cerrados por orientación de la politizada UNEN.

Pero Andino intenta proteger la imagen del movimiento expresando que no toda UNEN está contaminada.

“El problema que sucedió aquí es que unos compañeros que lamentablemente son de este movimiento se han empeñado en destruir la imagen, pero no son todos los integrantes de UNEN que actúan de forma violenta. UNEN debe existir, claro que sí es necesario”, asegura Luis Andino.

Para Tünnermann, quien fue rector de la UNAN Managua, UNEN de ahora no es tan fuerte y representativa de los intereses del pueblo como lo era para el tiempo de Somoza y en la lucha del 6 por ciento.

“En los últimos 10 años UNEN ha quedado muy partidarizada, yo diría que controlada por las estructuras políticas del FSLN bajo una estrategia de partido y no estudiantil. Aquí ocurren las peores violaciones a la Constitución Política, y la UNEN guarda silencio porque hay una complicidad con el Frente Sandinista”, asegura Tünnermann.

Luis Andino como dirigente de UNEN no respalda esta posición. Afirma que antes era la lucha por el 6 por ciento ahora es una lucha de ideas.

1275160867_30-GFMUnenDom6

“Recordá que aquí en la universidad hay una lucha de pensamientos, ya no es una batalla por presupuesto porque el Gobierno nos entrega el 6 por ciento, sino que son las ideas las que prevalecen. Nosotros estamos ante la amenaza de ideas o pensamientos neoliberales y tenemos que combatir”, asegura el estudiante de Política y Diplomacia, quien también admite haber participado en el ataque de la Embajada de Estados Unidos el pasado 29 de octubre de 2009, cuando rayaron el muro de la sede, quebrando luminarias y rótulos.

Las protestas se dieron un día después de que el representante de la Casa Blanca, Robert Callahan, calificó como “indebida y atípicamente precipitada” la sentencia de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, que habilita al presidente Daniel Ortega para competir nuevamente en las elecciones nacionales.

“Los miramos (a los norteamericanos) como un adversario. Fue algo espontáneo. Alguien dijo que fuéramos a la Embajada por que Callahan había hablado mal del Gobierno y nosotros consideramos que ningún representante de afuera pueda dirigirse en contra de nuestro Gobierno. Pero te digo, si el Gobierno de Venezuela hablara mal del Gobierno de nosotros, iríamos a la Embajada a pelear también”, señaló Andino.

Sin embargo está consciente que la imagen de UNEN debe ser renovada para ser creíble.

“Los estudiantes se sienten identificados con UNEN, pero no con sus dirigentes. Creo que se puede limpiar la imagen con nuevas caras en el sistema universitario. No estamos hablando de cambiar el movimiento estudiantil, sino recuperar las tradiciones. Existe un estatuto, lo único es que las figuras que han llegado no han practicado esos ideales”, dijo Andino.

Martha Molinares es estudiante de Derecho de la Universidad Centroamericana y para ella UNEN necesita una transformación total. “Los estudiantes que nunca salen, que no dejan la directiva son el cáncer de este movimiento. El cambio siempre es bueno. Los jóvenes somos actores de cambios, no deberían de envejecer en los cargos”.

La posición de Molinares la comparte el doctor Tünnermann. A quien nombra “dirigentes profesionales” a Fidel Moreno, Jasser Martínez o César Pérez quienes salieron de esa UNEN conflictiva, “para terminar siendo funcionarios del Estado o de proyectos ¿y quién los nombra? El ejecutivo de Gobierno. En cuanto más sirven a los intereses del partido, más méritos tienen”.

Luis Andino, considera egoísta la postura del educador, pues “al movimiento estudiantil también se le tiene que dar un espacio en la política porque es una gran masa que aglomera a muchos. Yo no veo mal que se le dé espacio a los jóvenes a entrar en la política, lo pueden hacer tanto del Frente Sandinista como en cualquier otro partido”.

En la Universidad de Ingeniería, Alejandro Zavala asegura que nunca ha votado para elegir a un dirigente de carrera o de UNEN nacional.

“A mí me da mucha tristeza cuando veo que los mismos de siempre, los más violentos, los mas sandinistas terminan representando al movimiento estudiantil. Mira yo la verdad no creo en ninguno que está adentro de este movimiento, porque no trabajan pegados al reglamento a los estatutos, sino al partido sandinista”, dice Zavala, y además asegura que “no votará” en las elecciones programadas el próximo 12 de junio.

Actualmente se encuentra abierta la convocatoria para los estudiantes de los diferentes recintos universitarios, que integran el Consejo Nacional de Universidades (CNU), para participar en las elecciones de la dirigencia de la UNEN.

El presidente del Comité Electoral Nacional, Marvin Vallejos, explicó recientemente que de acuerdo con una resolución que en fechas pasadas emitió la Dirección de Asociaciones del Ministerio de Gobernación (Migob), las elecciones deberán celebrarse a través del voto universal, libre y directo el próximo 12 de junio.

288x318_1275184859_bandalos

En este proceso, el Comité Electoral espera que participen unos 98 mil estudiantes de las universidades que integran el CNU, quienes deberán elegir a un presidente nacional, un primero y un segundo vicepresidentes, un secretario general y tres secretarios más, quienes fungirán en los cargos por tres años. Los candidatos deberán presentar 20 mil firmas que respalden su candidatura.

Para Tünnermann éste es el mejor momento para que los estudiantes que no comulgan con un movimiento politizado se organicen y levanten su imagen.

“Los estudiantes que no son afines a que UNEN sea manipulada por un partido, que son la inmensa mayoría, deberían organizarse para ganar las elecciones y en buena ley. Deben tomar un rol activo para llegar a tener una UNEN representativa y no a merced del frente como se tiene ahora”.

Ver en la versión impresa las paginas: 20 ,10 ,22 ,12

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: