Buscan mejorar relación entre los padres y los recién nacidos

Cerca de 900 veces al mes se escucha, por primera vez, el llanto de los niños que nacen en el Hospital Bertha Calderón, de Managua. De ese total un 18 por ciento nace prematuro y requiere de una atención especializada que garantice su óptimo desarrollo, según Nieves Sánchez, jefa del Área de Neonatos del centro hospitalario.

El vínculo entre madre e hijos es importante para fortalecer los lazos familiares. LA PRENSA/ARCHIVO D. NIVIA

Cerca de 900 veces al mes se escucha, por primera vez, el llanto de los niños que nacen en el Hospital Bertha Calderón, de Managua. De ese total un 18 por ciento nace prematuro y requiere de una atención especializada que garantice su óptimo desarrollo, según Nieves Sánchez, jefa del Área de Neonatos del centro hospitalario.

Sánchez explicó que del total de niños que nacen cada mes en el Hospital Bertha Calderón, el 14 por ciento viene con problemas nutricionales, por lo que el país requiere mejorar la atención a estos niños.

Ayer 750 enfermeras de diferentes hospitales de Centroamérica participaron en el primer foro sobre Cuidados centrados en la familia, dentro de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales.

“Lo que se pretende ahora en las unidades neonatales es que haya menos agresión al niño en cuanto a estímulos externos desfavorables y que haya más relación con los padres. La estrategia ahora de las unidades neonatales es humanizar la atención que garantice la permanencia de la madre todo el tiempo y la del padre las veces que pueda”, explicó Sánchez.

En el Bertha Calderón, desde hace cinco años, se ha tratado de implementar la “humanización” en la atención del niño recién nacido y hasta la fecha el mayor alcance es la permanencia de las madres en las salas.

“Nosotros tenemos una sala para recién nacidos prematuros, a la que llamamos sala de recuperación nutricional. En esa sala llegan niños que ya han pasado todo su estado de enfermedad y gravedad y en esa última etapa es donde se garantiza que gane peso”, detalló Sánchez.

Marcela Villalta, gerente de producto de Pfizer Nutrition, manifestó que es importante impulsar la aplicación del Método Canguro, que consiste en garantizar que los niños y niñas que nacen antes de las 37 semanas del embarazo reciban una atención especializada que les asegure un desarrollo y peso normales.

El primer foro fue simultáneo a nivel regional y las 750 enfermeras centroamericanas escucharon a la enfermera inglesa Alexandra Mancini, jefa de la Unidad de Cuidados Intensivos en el Hospital de Chelsea y Westminster en Inglaterra.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: