Demandan libertad de Fernando Rojas

El delegado regional de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), Wilder Wilson Alvarado, demandó al sistema de justicia de Bluefields, Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), que ponga en libertad inmediata al campesino Fernando Rojas por encontrarse condenado, supuestamente, de manera ilegal.

El procurador regional de Derechos Humanos, Wilder Wilson Alvarado, se reunió con el condenado Fernando Rojas. LA PRENSA / S. LEÓN

CORRESPONSAL / BLUEFIELDS

El delegado regional de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), Wilder Wilson Alvarado, demandó al sistema de justicia de Bluefields, Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), que ponga en libertad inmediata al campesino Fernando Rojas por encontrarse condenado, supuestamente, de manera ilegal.

“A quien le leyeron la sentencia fue al abogado de Rojas, es decir al Defensor Público, no sé por qué no se la leyeron a Rojas, él se encontraba preso en las celdas policiales”, se quejó Wilson.

El defensor de los derechos humanos visitó a Rojas en las celdas policiales de Bluefields, sitio donde se encuentra recluido para escuchar qué pasó en su caso.

Rojas fue herido de bala el 5 de enero de 2009 cuando llegó a la finca de Francisco Sacasa, diputado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), en Caño Negro, jurisdicción de Bluefields, a reclamarle por qué ordenó a sus trabajadores echarle vacas a su siembra de maíz, yuca y arroz.

Rojas tiene una finca de cien manzanas también en Caño Negro, la cual colinda con la del parlamentario Sacasa.

DE VÍCTIMA A VICTIMARIO

Por esa herida de bala Rojas denunció a guardaespaldas de Sacasa, no obstante, luego pasó de víctima a victimario, ya que fue acusado y posteriormente condenado a cuatro años de cárcel.

“Soy inocente, tengo más de un año preso, ¿quién me paga por esto? Sacasa orientó a sus fiscales y jueces meterme preso para robarse mi finca de cien manzanas en Caño Negro”, afirmó Rojas.

“Debería estar libre. Aquí hay parcialización de la justicia, hay fiscales y jueces que realmente han respondido a la parte política y no jurídica”, señaló Wilson, luego de entrevistarse con Rojas.

“Quien te condena en estos casos, moralmente, es la población y yo estoy seguro que la población está señalando a esos jueces y fiscales”, agregó el procurador del Atlántico Sur.

Wilder Wilson observó que cuando se elige a un ciudadano para impartir justicia, éstos lo deben hacer imparcialmente.

“Una balanza que no esté inclinada hacia nadie y ante nada, sin embargo aquí se ve prácticamente dónde está una piedra cantera y dónde está una arenita de mar”, concluyó el procurador Wilson.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: