Inician evacuaciones en Belice por llegada de tormenta

Unas 1,500 personas que viven en pequeños islotes y en la turística ciudad de San Pedro se movilizaban la tarde del sábado al centro de Belice para escapar de los vientos y la lluvia causados por "Alex", la primera tormenta tropical de la temporada.

BELICE/AP

Unas 1,500 personas que viven en pequeños islotes y en la turística ciudad de San Pedro se movilizaban la tarde del sábado al centro de Belice para escapar de los vientos y la lluvia causados por «Alex», la primera tormenta tropical de la temporada.

La tormenta alcanzaría la península de Yucatán la tarde del sábado, según las previsiones. También en el estado sureño mexicano de Quintana Roo algunos habitantes habían evacuados sus hogares costeños y los puertos estaban cerrados.

La tormenta tenía vientos máximos sostenidos de 100 kph (65 mph) la tarde del sábado, dijo el Centro Nacional de Huracanes en Miami en su reporte de las 2000 GMT.

«Alex» estaba a unos 50 kilómetros (30 millas) al sureste de la ciudad de Belice y a unos 145 kilómetros (90 millas) al sureste de la ciudad mexicana de Chetumal. Avanzaba a unos 19 kph (12 mph) con dirección oeste-noroeste.

Las autoridades beliceñas ordenaron abrir refugios en San Pedro y en la capital para acomodar a las personas que han sido evacuadas o que viven en zonas de peligro.

Según funcionarios, 813 personas fueron trasladadas en barco desde San Pedro y otras 600 dejaron la ciudad turística en avión en busca de lugares seguros.

El meteorólogo retirado Frank Panton, quien vive en San Pedro, dijo a la estación de radio independiente Love FM que a las 3 de la tarde ya se sentían ráfagas de viento que azotaban la zona.

Las tiendas en la capital se atascaron de personas que buscaban artículos de emergencia, especialmente agua en botellas y comida enlatada.

La coordinadora nacional de emergencias, Noreen Fairweather, dijo que se esperaban olas de entre 1 y 1.5 metros (tres y cinco pies) de altura a lo largo de la costa norte de Belice y los pequeños islotes cercanos.

Las condiciones del mar eran adversas y el tráfico marítimo estaba suspendido desde la tarde.

La alcaldesa de la capital Zenaida Moya-Flowers pidió a los pescadores a través de la radio nacional que se mantuvieran en puerto.

En tanto, el primer ministro interino Gaspar Vega declaró la fase tres del plan nacional de emergencia, lo que quiere decir que la tormenta tocaría tierra en las siguientes 12 horas.

En el estado mexicano de Quintana Roo, al sur de la península de Yucatán, todos los puertos estaban cerrados a la navegación menor.

El director estatal de Seguridad Pública Miguel Ramos Real informó en rueda de prensa que las autoridades evacuaron a 25 pescadores y 17 elementos de la Armada de México que tienen base en la pequeña comunidad costera de Banco Chinchorro. También abrieron tres refugios para evacuados, agregó.

A pesar de que las condiciones marítimas tampoco eran aptas para bañistas, las autoridades dijeron que no había mayores riesgos la tarde del sábado en las zonas turísticas de Cozumel, Isla Mujeres, Tulum, Playa del Carmen y Cancún.

Los expertos no sabían si la tormenta Alex alcanzaría la zona del derrame de crudo en el norte del Golfo de México.

El meteorólogo Jack Bevens dijo que es demasiado pronto para afirmar con certeza si la tormenta pasará por ese área, aunque por el momento no se espera que lo haga. El rumbo de una tormenta puede cambiar de improviso con una variación de las condiciones climáticas.

Entre 260 millones y 500 millones de litros (69 millones y 132 millones de galones) han escapado al mar en el nordeste del Golfo de México tras la explosión del 20 de abril en la plataforma Deepwater Horizon, en la que murieron 11 trabajadores y se inició la fuga de petróleo más grave en la historia de Estados Unidos.

En el Pacífico, los huracanes «Darby» y «Celia» continuaban activos sin que ninguno representara una amenaza para las costas, informó el centro meteorológico de Miami.

Darby tenía categoría 2 el sábado con vientos máximos sostenidos de 175 kph (110 mph) y se encontraba 500 kilómetros (310 millas) al sur-suroeste de Zihuatanejo, México. Se dirigía hacia el oeste a 5 kph (3 mph).

El huracán «Celia», que perdió fuerza y bajó a categoría 1, también se alejaba de la costa.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: