SALMA HAYEK

¿Hasta qué punto cambió el perfil de tu carrera con la maternidad y el matrimonio?

BELLA Y GRACIOSA

regresa a la pantalla grande con GROWN UPS , una comedia en la que Adam Sandler se ha rodeado de sus colegas humoristas y estrellas de Hollywood como Kevin James, Chris Rock, David Spade y Rob Schneider

Fotos de La Prensa/Sony Pictures

En medio de un escondido lago de Malibu, dentro de un superexclusivo club privado, nos encontramos con la belleza de Salma Hayek (vestida con un diseño de Balenciaga), para hablar sobre la vuelta al cine desde que se casó con el billonario François Henir Pinault, con un evidente cambio profesional al dedicarle más tiempo a la maternidad de su hija Valentina, que ni siquiera tiene 2 años. Y estrenando la película Grown Ups con Adam Sandler, que tanto tiene que ver con el crecimiento, ella también demuestra que en la vida real creció tanto en el plano personal, como en su carrera profesional.

¿Hasta qué punto cambió el perfil de tu carrera con la maternidad y el matrimonio?

Por supuesto, hoy el enfoque en mi vida es mi familia. Y eso cambia las cosas o las elecciones que tomo, buscando películas que mi hija pueda ver o al menos disfrute o se divierta con la experiencia del rodaje. Y con Grown Ups no pudo ser mejor.

Tampoco se te ve más en los estrenos o las famosas fiestas de Hollywood.

Ya no tengo demasiado tiempo libre y supongo que mis amigas sufren bastante porque tampoco tengo tanta vida social. Es algo que diría cualquier madre. Antes me involucraba en todo tipo de causas sociales con la pasión que me caracteriza, pero ahora tengo una familia y es lo que me importa. Hay ciertas cosas que quiero hacer, para mí, pero se puede hacer muy poco en 24 horas.

Conociendo los trucos del cine, ¿tu hija todavía conserva la fantasías de su edad?

En ese sentido, me preocupa mi hija porque no cree en Santa Claus. No importa lo que le diga, no lo cree. Y apenas tiene dos años y medio. Pero yo me rehúso a dejarlo pasar. Al menos tiene ciertas dudas sobre las hadas. Son mi última esperanza. Y no sé por qué es así. Yo creía en Santa Claus y me enojé muchísimo cuando alguien me dijo la verdad.

¿Cómo logras mantener el balance familiar como madre en medio de Hollywood? ¿Es posible alejar a tu hija de los caprichos del mundo del espectáculo y mantenerla más cerca de la naturaleza?

Yo soy una chica de campo, necesito estar rodeada por la naturaleza y mi hija está también expuesta a ese mismo ambiente. Tengo un rancho, que es mi lugar favorito en el mundo entero. Incluso en París, todos los fines de semana nos vamos a una casa del campo.

¿Es una buena forma de dejar por un tiempo los teléfonos celulares o las computadoras con tantos e-mails por responder?

Tengo que hacer una confesión: Recién aprendí a usar una computadora… la semana pasada. Es verdad. Mi esposo hacía tiempo que me venía rogando que lo hiciera, pero yo me resistía. Pero me engañó, porque me gusta tanto el Sudoku, que me trajo un iPad diciéndome que así podía jugar mejor. Empecé a jugar Sudoku y empecé a aprender el resto. Y ahora ya me está gustando.

¿En la película Grown Ups apareces por primera vez en los títulos con tu apellido de casada, como Salma Hayek Pinault?

Sí. Al principio del rodaje mi hija todavía era muy chica y había visto que mi silla decía algo, y cuando me preguntó le dije que estaba mi nombre, “Salma Hayek”. Y ella fue la que me planteó: “¿Dónde está el nombre de Pinault?”. Porque ese es nuestro apellido, y en Francia mi esposo es mucho más famoso que yo, así que me llaman siempre Madame Pinault. Por eso mi hija está tan acostumbrada, y cuando se dio cuenta de que en mi trabajo me llamo Salma Hayek, sentí que la estaba dejando fuera. Además, tengo otros dos hijos que heredé de un matrimonio anterior (de mi esposo) y en cierta forma es bueno reunir a toda la familia con un mismo nombre.

Me acuerdo perfectamente de aquella primera entrevista que habíamos tenido cuando recién llegaste a Hollywood y conseguiste el primer papel protagónico con Antonio Banderas, en la película Desperado, contando lo difícil que era conseguir trabajo para una actriz hispana. Habiendo crecido tanto en tu carrera profesional, ¿crees que Hollywood también creció en ese aspecto? ¿Se siente que en cierta forma abriste una puerta para otros actores hispanos?

Pienso que Hollywood creció bastante con respecto a la inclusión de los latinos en el mundo, porque antes era como si no hubiéramos existido (ríe). No formábamos parte de ninguna historia. Y somos 40 millones (de latinos), solamente en este país. Era extrañísimo. Y siento que tuve el privilegio de formar parte de un pequeño grupo de personas de una generación que pasó primero por esa puerta (de Holly wood). Pero tampoco lo hice sola. Jennifer (Lopez) también participó. Y no te rías, pero Ricky Martin tuvo mucho que ver con todo eso. Ni hablar de muchos amigos míos de México, como Alfonso Cuarón, Alejandro González Iñarritu, Gael García Bernal. Supongo que llegamos en el momento correcto y realmente… era hora. Pero claro, es emocionante haber formado parte de ese movimiento.

¿Hasta qué punto cambió tu estilo de trabajo? ¿Tu hija te acompaña siempre al estudio de cine?

Todos llevamos a nuestros hijos al estudio de cine. Es un ambiente divino y siempre hay todo tipo de juegos para entretenerlos. En el caso de Grown Ups , todos tenían hijos de la misma edad. Y mi hija amaba ir al trabajo conmigo, todos los días.

¿Cambió tu estilo de cine desde que te casaste y te convertiste en madre? ¿Cómo fue que aceptaste una comedia como Grown Ups?

La película Grown Ups la acepté desde un principio, porque soy una gran admiradora de Adam Sandler y además me gustaba la historia de la película.

Con Grown Ups un grupo de viejos amigos se reúne después de 30 años, por primera vez con sus familias, dándose cuenta de que “crecer”… no siempre significa “madurar”. Y en medio de un fin de semana logran que sus hijos descubran que hay otro estilo de diversión que los videojuegos. Reflejando bastantes realidades, Adam Sandler interpreta una importante figura de Hollywood, aunque en la película está casado con alguien mucho más sensual como Salma Hayek.

¿Después del embarazo te atreviste a aparecer en traje de baño con la película Grown Ups, con total confianza? ¿Algún consejo para las mujeres que admiran tanto tu cuerpo?

Soy actriz (risas). Tener que usar un traje de baño frente a una cámara y miles de extras es algo que también te motiva a hacer un poco de gimnasia. Los trajes que más dan confianza son aquellos que quedan cómodos, sin sentir que estoy apretada y no me puedo mover de un lado al otro. Yo opino que hay que usar siempre algo cómodo.

Una de las bromas de la película Grown Ups muestra a un chico de 4 años al que todavía le dan de mamar y él quiere probar… los tuyos. Hablando en serio, ¿estás de acuerdo en darle de mamar a los niños hasta que ellos digan basta?

Pienso que es extremadamente importante (dar de mamar), pero tampoco tiene que ser un tabú de mostrarlo como algo tan extraño. Ayuda tocar el tema como si fuera algo normal, en una conversación, si a lo mejor alguien es demasiado grande, porque incluso yo pensaba que el chico de la película era demasiado grande (ríe). Pero en cierta forma, es algo saludable.

La idea de la película Grown Ups fue originalmente de Adam Sandler, al querer protagonizar la historia sobre una familia que perdió la perspectiva de las cosas más simples en la vida, recuperando sus raíces, con solo invitar viejos amigos para pasar juntos el Día de la Independencia. Y más allá de la ficción, él mismo se ocupó de escribir el guion de Grown Ups , mientras en la realidad también logró reunir a sus más cercanos amigos comediantes, como David Spade, Rob Schneider y Chris Rock, además de Salma Hayek, en una misma película. Y tal cual como en el cine, Sandler también se preocupó para que todos los actores disfrutaran el verano, en familia, detrás de cámaras. “Todos nuestros hijos tienen la misma edad”, contó Salma Hayek, “y la mayoría son mujercitas, fue perfecto. De verdad tuvimos un ambiente muy familiar”.

Teniendo la posibilidad económica de dejarlo todo, ¿qué te lleva a buscar tanto éxito, más allá del plano económico?

Yo simplemente amo la vida. Y cualquiera al que le entusiasme la vida tanto como a mí se levanta todas las mañanas con ganas de hacer algo. b

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: