Ley con nuevas restricciones al tabaco

La industria tabacalera quedó ayer sujeta a una ley que aprobó la Asamblea Nacional y que impone una serie de nuevas restricciones sobre la venta del producto, su publicidad y consumo, en consonancia con un convenio marco suscrito en 2008 entre Nicaragua y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Diputado Luis Callejas. LA PRENSA/R. ORTEGA

La industria tabacalera quedó ayer sujeta a una ley que aprobó la Asamblea Nacional y que impone una serie de nuevas restricciones sobre la venta del producto, su publicidad y consumo, en consonancia con un convenio marco suscrito en 2008 entre Nicaragua y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La vicepresidenta de la Comisión de Salud y Seguridad Social, Iris Montenegro, del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), y el miembro de esa comisión, Luis Callejas, de la Bancada Democrática Nicaragüense (BDN), explicaron que el objetivo de la Ley para el Control del Tabaco es proteger a la gente que no fuma y evitar el consumo de cigarrillos.

La iniciativa viene a reforzar la Ley de Protección de los Derechos Humanos de los no Fumadores, aprobada en 1996.

La nueva regulación obligará a las empresas tabacaleras a destinar entre un 50 por ciento y un 60 por ciento del área de ambas caras de las cajetillas de cigarros, para informar de los efectos nocivos que produce la nicotina.

Esa práctica ya es común en otros países y Nicaragua se sumará a más tardar en seis meses, de acuerdo con las declaraciones de Callejas y Montenegro.

Los avisos que deberán tener las cajetillas de cigarro incluirán fotografías que reflejen los efectos nocivos del tabaco en los pulmones o información detallada del mal que produce el tabaco en el cuerpo humano.

NO PROMOCIONAR CONSUMO DE TABACO

“Esto es directo a no promover el consumo del tabaco y a evitar que a la postre, con el paso del tiempo, tengamos una población consumista de tabaco, por el gran daño a la salud que esto ocasiona y los costos que corresponden a un Estado poder enfrentar los problemas de salud que el tabaco ocasiona”, indicó Montenegro.

Callejas explicó que en los negocios se deberá diferenciar físicamente las áreas de fumado y no fumado. Y en todas las instituciones quedará prohibido fumar en las áreas de atención al público.

“No se fumará en escuelas, hospitales, transporte público y privado. Los restaurantes, discotecas y casinos tendrán que delimitar, físicamente, las áreas de no fumado”, afirmó Callejas.

El primer secretario del parlamento, Wilfredo Navarro, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), añadió que será prohibido que los niños ingresen a las áreas de fumado en los diferentes locales.

NO VENDER A MENORES DE 18 AÑOS

La ley también prohíbe la venta de cigarros a menores de 18 años y a quienes lo realicen corren el riesgo de sufrir sanciones económicas y cárcel.

“Hay que limitar los lugares de venta y eso es una cuestión de educación, bien difícil de llevar a cabo si no hay participación de toda la comunidad. Va a ser difícil de controlar por un momento a aquellos que compran las cajetillas, las abren y andan vendiendo cigarros en los mercados, uno por uno”, admitió Callejas.

La ley crea el Consejo de Lucha contra el Tabaco, el cual estará integrado por los ministerios de Salud, Trabajo, Familia, Educación y Deportes, Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, compañías tabacaleras, Asociación de Pacientes con Cáncer, Consejo Nacional de Universidades y sociedades médicas relacionadas.

“En caso de que haya niños vendiendo tabaco, se decomisará el producto y el Ministerio de la Familia tendrá que tomar las medidas al respecto”, explicó Montenegro.

El diputado Callejas, de profesión médico y un confeso fumador, precisó que la ley también viene a combatir el contrabando de cigarros, en especial en el interior del país, donde circulan productos sin marca.

“En las zonas rurales sólo se venden cigarrillos raros, sin marcas, que no pagan impuestos y no hay control en su fabricación y no sabemos qué más podrían tener”, señaló Callejas.

La iniciativa no tocó ningún aspecto económico, como elevar el porcentaje de impuestos a la venta de cigarrillos.

REGULARÁN PUBLICIDAD

Pero la ley sí controlará la publicidad del tabaco. Callejas admitió que redujeron al máximo el campo de anuncios a las tabacaleras.

De acuerdo con el proyecto de ley, “queda terminantemente prohibida la publicidad o promoción de los productos del tabaco a través de los medios de comunicación masivos tales como periódicos, radios, televisión, así como a través de rótulos o vallas publicitarias…”.

“Solamente se podrá hacer publicidad de la siguiente forma: En y hacia los espacios interiores de los puntos de venta, en las tabaquerías, en revistas, publicaciones y películas cinematográficas dirigidas a adultos; publicidad de contacto uno a uno con público informado mayor de 18 años y que cuenta con control de acceso”, añade la iniciativa de ley.

Según un informe de la OMS de 2008, el tabaquismo provocó la muerte a 100 millones de personas en el siglo XX y en el siglo XXI podría causar la muerte a mil millones de personas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: