Acusarán a tres sospechosos de crimen en hielera

La Estación Ocho de la Policía de Tipitapa continúa las investigaciones por el robo con intimidación y asesinato del señor Myron Khight Cárdenas, de 59 años, ocurrido en la hielera La Pinolera, ubicada en el kilómetro 45 y medio Carretera Tipitapa-Masaya. Por el crimen hay tres sospechosos detenidos y son: Mauricio Antonio Rojas, de 38 años, vigilante del negocio; así como los dos sujetos que supuestamente entraron a robar a la hielera, Alejandro Salvador Ramírez Mejía, de 20, y Julio César Méndez Gutiérrez, de 35.

Mauricio Rojas, Alejandro Ramírez y Julio César Méndez son los tres sospechosos del robo y asesinato de Myron Khight Cárdenas en el interior de la hielera La Pinolera. LA PRENA/ E. RODRÍGUEZ.

La Estación Ocho de la Policía de Tipitapa continúa las investigaciones por el robo con intimidación y asesinato del señor Myron Khight Cárdenas, de 59 años, ocurrido en la hielera La Pinolera, ubicada en el kilómetro 45 y medio Carretera Tipitapa-Masaya.

Por el crimen hay tres sospechosos detenidos y son: Mauricio Antonio Rojas, de 38 años, vigilante del negocio; así como los dos sujetos que supuestamente entraron a robar a la hielera, Alejandro Salvador Ramírez Mejía, de 20, y Julio César Méndez Gutiérrez, de 35.

Según los datos que brindó a la Policía de Tipitapa Alda Flasahey Fife, de 65 años, esposa del fallecido, eran como las 2:00 a.m. del pasado domingo cuando se apareció Mauricio Antonio Rojas, vigilante de la hielera La Pinolera, negocio y casa de habitación de ella, su esposo y uno de sus hijos.

El guarda le pidió una pastilla contra el dolor de cabeza o una taza de café.

Ésta fue una situación extraña para ella, pues Mauricio nunca se había presentado a su habitación a hacer ese tipo de peticiones, al decirle ella que no tenía pastillas, le preparó la taza de café que él pedía e intentó pasársela por la persiana, pero como era muy angosto, él le hizo de señas para que se la pasara por la puerta.

En ese momento ella observó que estaban dos sujetos detrás de la puerta, quienes entraron por la fuerza, tirando patadas e ingresaron al interior de la casa.

Myron, el ahora occiso, estaba dormido y se despertó al escuchar el ruido de los hombres, se dirigió a la sala y fue en ese momento que Julio César, uno de los sujetos capturados por la Policía, le propinó un disparo con una pistola 9 milímetros, color negra, a la altura de la tetilla izquierda, causándole la muerte instantánea.

MÓVIL

Luego de eso amenazaron a la señora para que les indicara dónde se encontraba el dinero, ella les dijo que buscaran en la caja fuerte, de donde sustrajeron la cantidad de 10 mil dólares, prendas de oro valoradas en unos mil dólares y otros objetos de valor, ascendiendo el monto total del robo a unos 15 mil dólares, aproximadamente.

La denunciante mencionó a la Policía que el vigilante no se metió en nada, sólo observaba de lejos los hechos.

Acto seguido la amarraron de manos, pies y boca con los calzones que encontraron en su cuarto, de igual modo procedieron con sus dos hijos menores.

Según las declaraciones de la señora, el vigilante pidió a los hombres que lo ataran para no levantar sospechas sobre el robo y luego procedieron a marcharse en una de las camionetas del negocio.

Los detenidos negaron ayer ser partícipes de los hechos que les acusan.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: