Salud

Lo primero para administrar bien tu tiempo es tener un propósito bien definido; piensa que a lo mejor haces muchas cosas pero ninguna te está dando resultados, así que lo primero es poner metas reales, medibles y alcanzables. Para trazar tu objetivo principal piensa en lo que quieres para tu vida y luego ve qué caminos debes tomar para lograr tus objetivos, planificando actividades que deberás seguir religiosamente día a día, enfocadas en conseguir tu propósito.

El día tiene 24 horas, y lo que no se haga dentro de ese lapso es tiempo irrecuperable

1. Focalízate.

Lo primero para administrar bien tu tiempo es tener un propósito bien definido; piensa que a lo mejor haces muchas cosas pero ninguna te está dando resultados, así que lo primero es poner metas reales, medibles y alcanzables. Para trazar tu objetivo principal piensa en lo que quieres para tu vida y luego ve qué caminos debes tomar para lograr tus objetivos, planificando actividades que deberás seguir religiosamente día a día, enfocadas en conseguir tu propósito.

2. Libreta.

Hazte de una libreta o agenda única en la cual ir anotando todas las actividades que tienes que hacer cada día. Tener anotadas las cosas ayuda a mantener la mente desocupada para ir trabajando en las cosas importantes y no estar recordando lo que está pendiente.

3. Orden.

Es muy importante mantener el orden en tu mente y tus cosas para avanzar. Mantén tu escritorio limpio y ordenado, lo mismo con tu casa, y ve haciendo una actividad por vez, para no disiparte o hacer varias de mala manera. Un lugar despejado relaja y despeja la mente, y al revés, un lugar caótico te estresa y enferma. Para emprender tus actividades, comienza siempre por el principio y ve paso a paso avanzando hasta terminar, nada de ir picando por un lado y otro.

4. Haz hoy lo que tengas para mañana.

No pospongas tus metas y actividades diarias; debes priorizar las actividades importantes y aquellas que realmente te atrasen si es que estás muy cansada. Trata de no dejar cosas pendientes para el día siguiente.

5. Autocontrol.

Cuando te falta tiempo para hacer las cosas que te has propuesto hacer es simplemente, la mayoría de las veces, porque no te has dado el tiempo para hacerlas. Cuando llegue el momento de descansar, descansa, y cuando sea el minuto de trabajar, trabaja. El ser humano es una especie que trabaja con hábitos y costumbres.

www.canalwoman.com