Carretera a Murra destruida

Las lluvias han convertido el tramo de carretera conocido como la cuesta a Murra en un batidero de lodo de difícil acceso para los vehículos, dificultando la sacada de la cosecha de frijoles del municipio.

La carretera que conduce de El Jícaro a Murra se ha deteriorado rápidamente tras los aguaceros que han caído en la zona. LA PRENSA/A. LORÍO

CORRESPONSAL/ NUEVA SEGOVIA

Las lluvias han convertido el tramo de carretera conocido como la cuesta a Murra en un batidero de lodo de difícil acceso para los vehículos, dificultando la sacada de la cosecha de frijoles del municipio.

[doap_box title=»Iniciarán trabajos» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Guillermo Centeno, alcalde de Murra, municipio de Nueva Segovia, aseguró que muy pronto iniciará a trabajar maquinaria en el tramo de la cuesta de Murra para evitar obstáculos tanto para sacar la producción de frijoles como para la población que a diario se traslada al poblado más cercano, El Jícaro, o al resto del país.

[/doap_box]

Uno de los tramos más afectados es la cuesta de Murra, aproximadamente cuatro kilómetros de la carretera entre El Jícaro y Murra. La lluvia impide totalmente toda circulación vehicular en la vía, que queda lisa y además peligrosa, por los inmensos guindos que se encuentran a sus costados; hay al menos dos pegaderos en ese tramo.

Los usuarios del transporte público son los más sufren. Muchas veces la población que solicita ese servicio ha tenido que bajar de las unidades y recorrer a pie esos cuatro kilómetros para llegar al poblado de Murra.

INCOMUNICADOS

Pasando el poblado de Murra, la carretera desde Quebrada Negra, El Mapa, Quebrada Helada hasta Las Victorias, ha quedado destruida, totalmente dañada a raíz de los constantes y copiosos aguaceros.

La población se encuentra incomunicada porque los vehículos no ingresan al lugar y el daño es tal que no entran ni motocicletas, menos la ambulancia cuando se requiere atender emergencias.

En los municipios de Wiwilí, Quilalí y Murra, departamento de Nueva Segovia, hay tramos críticos en las carreteras, tanto intermunicipales como internas. Los productores de la zona han expresado su preocupación porque en esas condiciones no podrán sacar su producción de frijoles al mercado.

Según Leonel López Zeledón, presidente departamental de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG), ya sostuvieron conversaciones con el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) y el Fondo de Mantenimiento Vial (Fomav), para garantizar “mantenimiento a esos caminos deteriorados por las lluvias mientras el invierno pasa y puedan realizarse otras reparaciones de largo plazo”.

Por otro lado, la carretera Ocotal-Jalapa, a la altura de San Fernando, que ha sufrido constantes derrumbes o deslizamientos, se observa limpia debido al trabajo de mantenimiento que la maquinaria del Frente de Operaciones de Desminado del Ejército de Nicaragua (ubicado en el municipio) ha brindado para permitir accesibilidad al transporte público y privado del departamento de Nueva Segovia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: