Empresa textil cierra sin pagar liquidaciones

El cierre de una empresa textil de capital coreano, identificada como Ban Shu, habría dejado sin empleo y sin el pago de su liquidación a más de un centenar de trabajadores, según denunció el Movimiento de Mujeres Trabajadoras y Desempleadas María Elena Cuadra.

 Desde el año pasado no se había dado a conocer del cierre de alguna empresa que opere bajo el régimen fiscal de zona franca, hasta esta semana, con el de una empresa textil de capital coreano, identificada como Ban Shu. LA PRENSA/ARCHIVO

El cierre de una empresa textil de capital coreano, identificada como Ban Shu, habría dejado sin empleo y sin el pago de su liquidación a más de un centenar de trabajadores, según denunció el Movimiento de Mujeres Trabajadoras y Desempleadas María Elena Cuadra.

La empresa, ubicada en el kilómetro 15.5 de la Carretera Nueva a León, operó con “normalidad” el pasado lunes, según relataron algunas ex trabajadoras. El martes notaron que había menos insumos para la elaboración de prendas, por lo cual surgió el rumor de que sería el último día de la empresa y el miércoles ya no pudieron ingresar más.

Sandra Ramos, directora ejecutiva del María Elena Cuadra, informó que el equipo de abogados de ese organismo está asesorando a los ex trabajadores y están trabajando con la Comisión Nacional de Zonas Francas (CNZF), para buscar la forma de que la empresa pague la liquidación de los afectados, entre estos cuatro mujeres embarazadas.

[doap_box title=»Serán “absorbidos”» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

  • El secretario técnico de la Comisión Nacional de Zonas Francas, Álvaro Baltodano, confirmó el cierre de la empresa textil de capital coreano, la que, según dijo, intentaba iniciar operaciones en Nicaragua desde hace cinco meses, para lo cual tenía un personal no mayor de 50 trabajadores.
Baltodano señaló que “la empresa no pudo echar a andar sus operaciones, pero ahora está siendo absorbida por otra (empresa). Cuando sucede esto es porque tal vez el producto que estaban trabajando pierde mercado; la Comisión Nacional de Zona Franca interviene y busca otra para que la absorba”.

“La empresa será absorbida por otra y sus trabajadores también. Eso mismo (la fusión de compañías) ha ocurrido con otras empresas en forma coordinada”, indicó.

Baltodano no especificó el nombre de la empresa que absorberá a la compañía de capital coreano, porque señaló que todavía están en ese proceso.

Dijo que las exportaciones de textiles no se verán afectadas por este cierre de la empresa coreana.

[/doap_box]

Aprovechando que aún había mercadería en la empresa, añadió Ramos, representantes del organismo y de los ex trabajadores decidieron impedir la salida de varios furgones con las mercancías, como forma de presión para garantizar el pago de sus prestaciones.

“El Movimiento María Elena Cuadra, con su equipo de abogados, en este preciso momento estamos embargando a esa empresa, a los furgones, porque no puede ser posible que se lleven la producción de nuestro país y dejen botados a nuestros trabajadores”, agregó.

¿Y EL MITRAB?

Según la representante del Movimiento María Elena Cuadra, tanto ellas como los ex trabajadores han buscado apoyo del Ministerio de Trabajo en este caso, sin éxito.

“Sentimos nosotras que todavía esa institución es muy débil para defender el derecho de los trabajadores”, enfatizó Ramos.

La CNZF ha sido más beligerante en el caso, dijo, porque el director ejecutivo de esa institución, Alfredo Coronel, y Ramiro Moreno, gerente de operaciones, “están interviniendo para apoyar la demanda de los trabajadores, para hacer que el dueño de esta empresa pague”.

Ramos hizo un llamado a la agencia de promoción de inversiones ProNicaragua, para que “cuide el tipo de inversionistas que están viniendo”.

NO SABEN QUÉ PASARÁ

El secretario técnico de la Comisión Nacional de Zonas Francas, Álvaro Baltodano, dijo a LA PRENSA que los trabajadores afectados por el cierre de la empresa textil serían absorbidos por una empresa más grande, sobre lo cual Ramos y los ex trabajadores dijeron desconocer.

Sandra Ramos.
LA PRENSA/ARCHIVO

Sandra Linarte, ex trabajadora de la empresa, afirmó que el Estado, a través de la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA), está desprotegiendo a los trabajadores, porque amenazaron a quienes no dejaban salir los furgones con productos textiles, con desalojarlos por la fuerza, con antimotines.

Linarte afirmó que durante los ocho meses que operó Ban Shu les dedujeron la cuota del Seguro Social (INSS), pero nunca les entregaron las colillas de constancia y tampoco pudieron hacer uso del servicio de seguridad social.

“Hay personas que han sido operadas y se les debe su subsidio”, aseguró.

María Vargas, otra ex trabajadora, comentó que el gerente de la empresa les dijo que les iba a dar un último pago de quincena, en vez de liquidación, porque “peor es nada”.

En concepto de liquidación a unos 130 trabajadores, la empresa debería pagar cerca de 351 mil 391 córdobas.

 “Prácticamente hasta el momento no ha habido ninguna empresa que cierre y que se quede con problemas con los trabajadores, siempre se ha encontrado una respuesta”.
Álvaro Baltodano, secretario técnico de la Comisión Nacional de Zonas Francas.
LA PRENSA/U. MOLINA


×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: