Agredida por su pareja conyugal

Con golpes en todo el cuerpo, trauma craneoencefálico, fractura y dislocación del codo izquierdo resultó Raquel de los Santos Narváez Acevedo, quien el pasado 28 de agosto fue agredida por su compañero de vida, Julio César Medal. Los hechos ocurrieron en San Andrés de la Palanca, en una chanchera que ambos cuidaban.

Raquel Narváez A LA PRENSA/ I. PALACIOS

Con golpes en todo el cuerpo, trauma craneoencefálico, fractura y dislocación del codo izquierdo resultó Raquel de los Santos Narváez Acevedo, quien el pasado 28 de agosto fue agredida por su compañero de vida, Julio César Medal. Los hechos ocurrieron en San Andrés de la Palanca, en una chanchera que ambos cuidaban.

La víctima relata que se encontraba acostada a eso de las 4 de la tarde cuando en entró Julio César en estado de ebriedad y empezó a ofenderla con palabras obscenas; se dirigió al patio y tomó un palo con espinas, objeto que utilizó para darle en todo el cuerpo.

La agresión fue tan salvaje que le quebró el brazo izquierdo y le ocasionó lesiones en la columna y los ojos.

Luego, como si nada ocurrió, la envió a la venta a comprar más licor y cigarros, momento que ella aprovechó para escapar, él la siguió con un machete y la amenazó de muerte.

El pasado 2 de agosto decidió irse del lugar sin que su compañero se diera cuenta, fue entonces que en la carretera mientras caminaba, un hombre desconocido a bordo de una moto le brindó ayuda, llevándola al Distrito I de la Policía de Ciudad Sandino, lugar donde le tomaron los datos y la trasladaron inmediatamente al Hospital Antonio Lenín Fonseca.

INVESTIGACIONES

La Comisaría de la Mujer de Ciudad Sandino se encuentra investigando el caso. Hace dos meses Paula Acevedo, madre de la víctima, interpuso la denuncia por agresiones que sufrió su hija por el mismo hombre, pero él no se presentó a las instalaciones las dos veces que lo citaron. Una semana más tarde ella ya estaba de regreso con él, dijo la madre.

Agentes policiales localizaron a la madre de la víctima para que firmara una autorización en el Hospital Lenín Fonseca, donde ella da permiso para que operen a su hija por la dislocación y fractura que sufrió en el codo izquierdo.

La Policía de Ciudad Sandino una vez que tuvo conocimiento de los hechos, giró orden de captura contra el agresor, a quien dieron persecución, pero éste se dio a la fuga.

Según la versión de Raquel Narváez, sólo tenían seis meses de vivir juntos, tiempo durante el cual él la maltrató en varias ocasiones, pero no con la brutalidad con que lo hizo esta vez. Mientras tanto, ella asegura que ya no regresará con él porque teme que acabe con su vida, tal y como él mismo se lo dijo el día que la golpeó.

La Comisaría de la Mujer no brindó detalles precisos de cómo ocurrieron los hechos, pero ya pidió un dictamen médico legal para que se haga un examen físico del estado de la víctima y proceder judicialmente contra el agresor por los delitos de violencia doméstica, tentativa de homicidio y lesiones graves en el rostro y cuerpo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: