Obispo aboga por pobres de Malacatoya

El Obispo de la Diócesis de Granada, monseñor Jorge Solórzano, dijo que en los próximos días la Iglesia católica estará convocando a las diferentes instituciones locales, que incluye a la Policía, para analizar la situación de la seguridad ciudadana, indigencia de los ancianos, de niños inhalantes y otros flagelos sociales que agobian a la Gran Sultana en estos momentos.

Los pobladores de Tepalón y otras comunidades de Malacatoya sufren los estragos del invierno a la espera de ayuda.  LA PRENSA/G. MIRANDA

 

CORRESPONSAL/ GRANADA

El Obispo de la Diócesis de Granada, monseñor Jorge Solórzano, dijo que en los próximos días la Iglesia católica estará convocando a las diferentes instituciones locales, que incluye a la Policía, para analizar la situación de la seguridad ciudadana, indigencia de los ancianos, de niños inhalantes y otros flagelos sociales que agobian a la Gran Sultana en estos momentos.

“Es un problema serio que no sólo le compete solucionar a la Policía, sino a todos los sectores, ya que debemos unirnos para ver cómo podemos colaborar y controlar la violencia en las calles y otros hechos que están afectando a nuestra sociedad”, dijo el Obispo el pasado domingo en Granada.

AYUDA PARA MALACATOYA

Por otra parte, el obispo Solórzano también hizo un llamado a las autoridades locales y nacionales para que se les dé respuestas concretas a los pobladores de Tepalón y otras comunidades de Malacatoya. Considera que esta gente ha sido olvidada, pese a que hay poderosos arroceros que tienen facilidades.

[doap_box title=»Víveres afectados» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Los afectados por las lluvias de la zona de Malacatoya recibieron la visita de las autoridades nacionales y locales del Ministerio de la Familia y otros representantes de entidades afines a desastres naturales, este fin de semana, quienes llevaron víveres, medicinas y material didáctico para entretener a los niños.

[/doap_box]

“Hace dos semanas fuimos a Malacatoya con Caritas a dejar algunos alimentos y medicinas, ayudar a trasladar a algunos niños y llegamos a un punto que no había pasada, y en lo que estábamos ahí luchando, llegó una persona a bordo de una camionetona que llevaba insecticida y le pedimos ayuda, pero el de la camionetona dijo que lo único que podía pasar era el insecticida. Hasta dónde hemos llegado, donde lo importante no es la persona”, cuestionó el religioso.
“Yo visito comunidades y la gente está fregada, más pobre; no vayamos largo: aquí en Granada vemos los cinturones de pobreza en los barrios marginales, eso es una realidad, no podemos decir que los programas de reducción de pobreza han funcionado”.
Monseñor Jorge Solórzano, Obispo de la Diócesis de Granada. LA PRENSA/ARCHIVO

Comentó que Malacatoya está abandonado y dijo que la gente se queja por falta de comida y medicinas, a pesar de haber tanta riqueza con la producción de arroz.

Sin embargo, la diputada María Lidia Mejía, reconoció ayer que hay muchas personas renuentes a recibir asistencia por parte de la Defensa Civil y el Ejercito, ante la necesidad de cuidar sus enseres domésticos y animales, pero dijo que se ha logrado mantener dos albergues activos con 125 personas. Además hay 20 personas originarias de la comunidad Los Ángeles, albergadas en casa de la señora Teresa López, quien ofreció voluntariamente su propiedad con ese fin.

PROYECTO DE CASAS

Asimismo, en el 31 aniversario de la Policía Nacional, las autoridades de la institución en Granada dieron a conocer un proyecto habitacional de 86 casas que podrá beneficiar a 430 familiares de los agentes con menos recursos, dijo la subcomisionada María Lidia Hernández, jefa de la Dirección de Control de Armas y Municiones.

El proyecto, denominado Virgen de La Asunción, es una realidad con la donación del terreno que hizo la familia Chamorro a través de la empresa Molinos de Nicaragua, S.A. (Monisa). Hernández dijo que este proyecto es un gran logro en estos 31 años de servicio y ahora buscan con el Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur) cómo el costo por casa sea accesible, pues un oficial gana dos mil 699 córdobas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: