Asesinan a otro alcalde mexicano

Desconocidos asesinaron al alcalde de una localidad del estado norteño de Nuevo León, en el cuarto asesinato de un presidente municipal en poco más de un mes en el norte de México, una zona afectada por disputas del narcotráfico.

Por Mark Walsh

MONTERREY/MÉXICO/AP

Desconocidos asesinaron al alcalde de una localidad del estado norteño de Nuevo León, en el cuarto asesinato de un presidente municipal en poco más de un mes en el norte de México, una zona afectada por disputas del narcotráfico.

Prisciliano Rodríguez Salinas, alcalde de la municipalidad de Doctor González, fue asesinado el jueves junto con un empleado, informó en un comunicado la Procuraduría de Justicia de Nuevo León que consideró prematuro afirmar que se haya tratado de una acción del crimen organizado.

«La forma de operar no es como opera la delincuencia organizada», dijo el viernes en rueda de prensa el procurador de Nuevo León, Alejandro Garza y Garza, quien refirió que no tienen antecedentes de problemas de Rodríguez con el crimen.

Explicó que el asesinato ocurrió cuando el alcalde salía con un empleado personal de su casa de campo y que hasta ahora las evidencias señalan que no participó un comando armado.

En el lugar encontraron 19 casquillos percutidos de dos armas y tienen información de que sólo participó un vehículo en la acción. El alcalde habría recibido al parecer siete tiros.

Doctor González es un municipio del norte de Nuevo León, a más de 900 kilómetros al norte de la ciudad de México.

Garza dijo que la autoridad estatal interroga a algunos policías municipales que llegaron inicialmente al lugar, aunque no se encuentran en calidad de detenidos.

El presidente Felipe Calderón condenó el asesinato y aseguró que su gobierno se mantiene comprometido en trabajar por la seguridad «y no dar tregua» a las organizaciones criminales.

En un comunicado, el mandatario calificó el asesinato como una «artera acción criminal».

El procurador estatal dijo que junto con Rodríguez murió Eliseo López Riojas, un empleado de confianza del alcalde.

«La forma de actuar desde el punto de vista de esperar a que el alcalde saliera de su casa no es común, no es una forma muy común de la delincuencia organizada», subrayó.

Sin embargo, el funcionario dijo que consideraran cualquier línea de investigación incluido el crimen organizado y posibles hechos relacionados con su mandato.

El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, aseguró que su administración no será «doblegada» por el crimen.

«Reitero que no nos van a amedrentar, que no nos doblegaremos en esta lucha», señaló.

En Nuevo León, un estado afectado por una disputa sangrienta entre los carteles rivales del Golfo y Los Zetas, es el segundo alcalde en ser asesinado en poco más de un mes y el cuarto en el norte del país desde agosto.

El 18 de agosto fue asesinado Edelmiro Cavazos, presidente municipal de Santiago, en Nuevo León, un crimen fue las autoridades atribuyeron al Cartel de los Zetas. Varios policías municipales se encuentran detenidos, involucrados en el hecho.

El 29 de agosto mataron a Marco Antonio Leal, alcalde de Hidalgo, una municipalidad de Tamaulipas, un estado vecino a Nuevo León.

El 8 de septiembre fue acribillado en su propia oficina Alexander López García, alcalde de El Naranjo, una municipalidad del estado norteño de San Luis Potosí.

El noreste de México, donde se encuentran esos estados, han padecido en 2010 un repunte de la violencia y ataques del narcotráfico.

El gobierno ha dicho que la ruptura del cartel del Golfo con sus antiguos aliados de Los Zetas es una de las razones que explica la espiral violenta.

Más de 28.000 personas han muerto en todo el país desde diciembre de 2006, cuando Calderón lanzó una ofensiva contra el crimen organizado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: