Rousseff y Serra van a segunda vuelta

La oficialista Dilma Rousseff y el opositor José Serra fueron los candidatos más votados ayer en las elecciones a la Presidencia de Brasil, que se definirá entre ambos en una segunda vuelta, el 31 de octubre, informaron fuentes oficiales.

La oficialista Dilma Rousseff y el opositor José Serra fueron los candidatos más votados ayer en las elecciones a la Presidencia de Brasil, que se definirá entre ambos en una segunda vuelta, el 31 de octubre, informaron fuentes oficiales.

La candidata del Partido de los Trabajadores (PT) obtuvo un 46.45 por ciento de los votos y el abanderado del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) un 32.80 por ciento con el 96.74 por ciento de los votos escrutados, lo que hace matemáticamente imposible que alguno de los dos obtenga mayoría absoluta, según los datos del Tribunal Superior Electoral (TSE).

El presidente del TSE, Ricardo Lewandowski, dijo a la prensa que Brasil tuvo “unas elecciones tranquilas, con poquísimos incidentes y sin episodios de violencia. La elección en este inmenso país continental está terminando en un clima de absoluta tranquilidad, total normalidad y fiesta cívica”.

El popular presidente Lula destacó que Brasil está “viviendo un momento extraordinario de consolidación de la democracia” y de “madurez política”.

Cerca de 650 personas fueron detenidas ayer domingo por hacer campaña o por irregularidades como intentar comprar el voto, informó el titular del TSE.

Rousseff, una ex guerrillera, padece un cáncer linfático que ha puesto en riesgo su carrera política, y ha sido considerada la artífice del exitoso programa energético de Brasil.

CONFIANZA EN SISTEMA ELECTORAL BRASILEÑO

Cláudio Galeno Linhares, un brasileño que vivió en Nicaragua, fue novio de Rousseff en 1965. Luego, ambos tomaron rumbos distintos en su vida. Galeno Linhares se casó con una nicaragüense y hace poco regresó a Brasil para colaborar en la campaña de Rousseff.

LA PRENSA se comunicó telefónicamente con Galeno Linhares, para que nos relatara cómo se desarrollaban los comicios en la nación de la samba, horas antes del cierre de los colegios electorales.

“Ha sido bastante tranquilo. Dado que el sistema de elecciones en Brasil es automatizado, esperamos que una hora después de que cierren los colegios electorales ya tengamos los primeros resultados que marquen una tendencia”, comentó.

Galeno Linhares, quien estuvo en Nicaragua durante los dos últimos procesos electorales, dijo que la confianza en el organismo electoral brasilero es tanta, que en este proceso no es necesaria la presencia de observadores electorales.

“Hay visitantes que vienen a ver cómo se está llevando a cabo el proceso electoral, pero existe mucha confianza y seriedad hacia el trabajo del tribunal electoral. Los partidos políticos tiene sus fiscales que están cotejando y confirman cómo se están dando los resultados”, explicó.

En las elecciones de ayer votaron 135.8 millones de brasileños.

Más de 200 mil brasileños emitieron su voto en el exterior.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: