Costa Rica pide defender en La Haya sus intereses en el Caribe

Costa Rica argumentó hoy en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que su intervención en la disputa fronteriza entre Nicaragua y Colombia es necesaria porque solamente San José puede ofrecer al máximo órgano judicial de la ONU "completa y correcta información" para defender sus derechos en el Caribe.

La Haya/EFE

Costa Rica argumentó hoy en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que su intervención en la disputa fronteriza entre Nicaragua y Colombia es necesaria porque solamente San José puede ofrecer al máximo órgano judicial de la ONU «completa y correcta información» para defender sus derechos en el Caribe.

El embajador de Costa Rica en Colombia, Edgar Ugalde Álvarez, explicó a EFE que su país ha solicitado intervenir en el contencioso porque considera que la CIJ «no ha sido suficientemente informada» por los países enfrentados, Colombia y Nicaragua.

«El Estatuto de la CIJ prevé que cuando un Estado considere que un interés jurídico puede ser afectado (en el fallo de resolución de un contencioso entre países) puede solicitar permiso para intervenir», declaró el embajador Ugalde Álvarez.

Explicó que, de aceptar la CIJ la solicitud de su país, «vamos a tener el derecho a ser oídos, con lo que emitiríamos una declaración que se pasaría a las delegaciones de Nicaragua y Colombia» antes de que se abran las audiencias en el caso.

Ugalde Álvarez dijo hoy ante los jueces de la CIJ que Costa Rica busca con su intervención «proteger sus derechos legales en el Mar Caribe», además de «informar a la Corte de los intereses legales que podrían ser afectados» al resolver la demanda de Nicaragua contra Colombia por la frontera marítima entre esos dos países.

El consejero legal del Ministerio de Asuntos Exteriores costarricense, Sergio Ugalde, añadió que solamente Costa Rica puede ofrecer a la CIJ la «completa y correcta información» sobre sus intereses en el Caribe.

En su petición escrita para intervenir en el contencioso, Costa Rica mantuvo que «la frontera entre Nicaragua y Colombia debe situarse solamente en áreas más allá de aquéllas en las que tiene derecho Costa Rica».

Otro consejero legal del Ministerio de Asuntos Exteriores de Costa Rica, el profesor estadounidense de Derecho Coalter Lathrop, expuso hoy ante los jueces que teme que haya una superposición de intereses en la frontera sur de la línea divisoria propuesta por los países en conflicto, ya que afectaría a las 200 millas náuticas sobre las que Costa Rica tiene jurisdicción.

También rechazó la postura de Nicaragua, que al oponerse a la intervención de terceros en el contencioso con Colombia sugirió a Costa Rica que en lugar de intervenir debería abrir nuevos procesos en la CIJ contra Managua y Bogotá para defender sus derechos en el Caribe.

Además de Costa Rica, también Honduras ha solicitado a la CIJ intervenir en el contencioso entre Nicaragua y Colombia, si bien, mientras San José solicita participar de manera independiente, Tegucigalpa pide ser parte en el conflicto.
La CIJ celebra esta semana audiencias para estudiar la posibilidad de intervención de Costa Rica, y tramitará la de Honduras la próxima semana.

Nicaragua denunció a Colombia en 2001 ante la CIJ para que este organismo intervenga en la delimitación de la frontera marítima entre ambos países.

En 2007 y como respuesta a objeciones preliminares planteadas por Colombia, la CIJ reconoció la soberanía colombiana sobre las islas San Andrés, Providencia y Santa Catalina, a la vez que se declaró competente para dirimir en el conflicto sobre la frontera marítima entre los dos países, excluyendo la lucha por la jurisdicción de esas islas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: