Narcos hondureños intentaron fugarse

Ante la inseguridad que enfrenta la Policía Nacional en sus celdas de Bluefields, en la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), esta institución en conjunto con el Ejército y la Fuerza Naval de Nicaragua, trasladaron hacia la capital a seis reos hondureños acusados de narcotráfico que intentarían fugarse con el apoyo de otros elementos que aún no han sido identificados.

Los detenidos fueron trasladados hacia las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, en Managua, como parte del plan que realizan en conjunto la Policía, el Ejército y la Naval. LA PRENSA/R.ORTEGA

Managua/Bluefields

Ante la inseguridad que enfrenta la Policía Nacional en sus celdas de Bluefields, en la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), esta institución en conjunto con el Ejército y la Fuerza Naval de Nicaragua, trasladaron hacia la capital a seis reos hondureños acusados de narcotráfico que intentarían fugarse con el apoyo de otros elementos que aún no han sido identificados.

Carlos Alberto Barriento López, Policarpio Casildo Blanco, Pedro Alberto Ortega Ramírez, José Israel Ayala Funes, Lorenzo Casildo Álvarez y Rafael Antonio García Rivera habían sido capturados el pasado 1 de octubre en Caño Roca, jurisdicción de Río Maíz, Bluefields, Región Autónoma Atlántico Sur (RAAS), y hace tres días la Policía Nacional descubrió que estaban realizando excavaciones en la celda donde se mantenían detenidos.

Pero no actuaban solos. Según informó la comisionada mayor Glenda Zavala en conferencia de prensa, los reos contaban con el apoyo de “otros elementos” que aún no han sido identificados.

Por esto, las autoridades decidieron de urgencia el traslado de los seis hondureños hacia la Dirección de Auxilio Judicial, en Managua, donde se espera un mayor resguardo.

BLINDADOS

Al momento de su captura el primero de octubre, el Ejército y la Policía Nacional lograron incautar seis fusiles AK-47, 47 barriles con 60 galones de gasolina cada uno y dos barriles llenos de aceite de dos tiempos, listos para abastecer a lanchas narcos colombianas que pasarían por esta zona, considerada como alta incidencia.

Pero luego de ser interrogados, los acusados confesaron que en una zona selvática de Río Maíz, en la finca de Agustín Reyes Aragón, se encontraban dos lanchas rápidas con cinco motores fuera de borda de 200 caballos de fuerza cada uno.

Los Reyes Aragón es una familia que, según las autoridades policiales y militares, apoyan al narcotráfico de la zona, pero no han logrado su captura, permaneciendo prófugos.

PLAN FUGA

Como parte del plan para lograr su fuga, los seis elementos, en conjunto con otros colaboradores, lograron romper paredes, informó el jefe de la Policía Nacional en la RAAS, comisionado mayor Manuel Zambrana.

Los reos llegaron a Managua al mediodía de ayer, luego de ser trasladados en una avioneta AN-26 de la Fuerza Naval, y sin mayores preámbulos, fueron trasladados por un fuerte contingente policial a la Dirección de Auxilio Judicial.

Mientras tanto, el coronel Juan Morales, jefe de relaciones públicas del Ejército de Nicaragua, aseguró se mantiene un fuerte contingente militar en esta zona, considerada como ruta activa para el narcotráfico.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: