Para escapar de los villanos

Para el conocedor de autos, cuenta con un asiento expulsor, ametralladoras y un pedigree de clase mundial. El problema es su costo. Uno de los automóviles más famosos de la serie de James Bond —el Aston Martin DB5 plateado y con equipo especial, conducido por primera vez por Sean Connery en Goldfinger — fue subastado en Londres por 2,6 millones de libras esterlinas (4,1 millones de dólares).

Por Gregory Katz/AP

Fotos de LA PRENSA/AFP

 

Para el conocedor de autos, cuenta con un asiento expulsor, ametralladoras y un pedigree de clase mundial. El problema es su costo.

Uno de los automóviles más famosos de la serie de James Bond —el Aston Martin DB5 plateado y con equipo especial, conducido por primera vez por Sean Connery en Goldfinger — fue subastado en Londres por 2,6 millones de libras esterlinas (4,1 millones de dólares).

Harry Yeaggy, que voló especialmente al Reino Unido para la venta, superó a los otros postores para adquirir el Aston Martin DB5 de 1964.

[imported_image_45311]

Se esperaba que el auto único, que también puede cambiar de placas y cuenta con equipo adicional para espías, se vendiera en más de 3,5 millones de libras (5,5 millones de dólares).

El periodista y novelista Ian Fleming, creador de Bond, imaginó en un principio que su héroe usaba un Bentley, que era el auto de su preferencia. Pero los cineastas optaron por el Aston Martin, que en ese entonces competía principalmente con los Jaguar tipo E.

Se consideraba que la firma Aston Martin tenía una emocionante mezcla de diseño italiano con ingeniería británica.

El cupé subastado en la casa RM Auctions Automobiles of London fue usado por Connery para escapar de los villanos en Goldfinger y Thunderball , consideradas cintas clásicas de la serie de Bond, la más larga y exitosa en la historia de Hollywood.

[imported_image_45303]

ALGUNOS AGREGADOS

La versión de calle debutó en 1963 y alcanzaba una velocidad máxima de 233 kilómetros por hora (145 millas por hora), pero la versión MI6 del agente secreto incluía equipos especiales, como ametralladoras retractables, una barrera contra balas en la parte trasera que se elevaba al apretar un botón en el tablero y un asiento expulsor que arrojaba al espía lejos del auto si es que no había logrado evadir a sus perseguidores.

El auto subastado, el cual posee también una versión previa de los sistemas de navegación actuales, fue descrito por RM Auctions como en perfectas condiciones. El otro Aston Martin modificado para el 007 fue robado en 1997 y no ha sido recuperado desde entonces. Muchos creen que fue destruido.

1288486058_311010DomPagina3-3

El comprador recibe otros objetos adicionales: una fotografía con el autógrafo de Connery en la que el actor aparece junto al Aston Martin en una locación en Suiza durante el rodaje de Goldfinger, y objetos históricos relacionados con la película. b

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: