Para escapar de los villanos

Para el conocedor de autos, cuenta con un asiento expulsor, ametralladoras y un pedigree de clase mundial. El problema es su costo. Uno de los automóviles más famosos de la serie de James Bond —el Aston Martin DB5 plateado y con equipo especial, conducido por primera vez por Sean Connery en Goldfinger — fue subastado en Londres por 2,6 millones de libras esterlinas (4,1 millones de dólares).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: