Preparan acusación contra ex directivos del Banex

El diputado liberal Freddy Torres afirmó ayer que la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif) está preparando una acusación contra los ex directivos del Banco del Éxito (Banex).

La liquidación del Banex, ordenada por el superintendente de Bancos, Víctor Urcuyo, está finalizando. LA PRENSA/ARCHIVO/G. FLORES

El diputado liberal Freddy Torres afirmó ayer que la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif) está preparando una acusación contra los ex directivos del Banco del Éxito (Banex).

“Tengo entendido que muchos de los ex funcionarios del Banex serán acusados penalmente, por malos manejos. La Superintendencia regula y tiene facultades para tomar este tipo de acciones”, dijo el legislador y vicepresidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional.

LA PRENSA confirmó con una fuente del Consejo Directivo de la Siboif que la acusación la están preparando, para iniciarla cuando termine la liquidación total del banco, pero la ejecutará la Junta Liquidadora.

“Es la Junta Liquidadora quien está obligada a emprender todas las acciones legales, tanto penales como civiles en torno a las personas que cometieron faltas graves en el manejo del banco”, afirmó la fuente, que pidió el anonimato.

LA PRENSA buscó al superintendente, Víctor Urcuyo, pero no respondió nuestras llamadas.

El diputado Torres, quien dijo haber sido informado por la Siboif, comentó que aunque el cierre del Banex no representó costos para el erario, está comprobado que entre sus directivos se dieron malos manejos, cuando era la Financiera Nicaragüense de Desarrollo (Findesa) y cuando ya era banco formal.

En julio pasado los accionistas del Banco del Éxito solicitaron la liquidación a la Siboif y el proceso comenzó en agosto.

Los socios del Banex pagaron a los tres mil depositantes con 40 millones de dólares del mismo banco, ahora en liquidación .

De acuerdo con las explicaciones que ha dado la Siboif, Banex comenzó a presentar problemas financieros porque otorgaba créditos que eran reestructurados, vencidos o en cobro judicial, lo que representó el 29.9 de la cartera total.

Fue un banco efímero, ya que fue fundado en octubre de 2008 y no pudo llegar ni a dos años de existencia.

Aunque el control lo asumieron los acreedores, los nuevos directivos nombrados fueron incapaces de manejar la situación, a pesar de que fue capitalizado con 12 millones de dólares.

Cuando Findesa se convirtió en el Banex, tenía 186.1 millones de dólares en activos y 141.4 millones en créditos. Doce meses después, los créditos significaron el 70.1 por ciento de la cartera total.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: