Khulood Al Mualla: No soy una mujer para moldear

En Costa Rica, en mayo de este año, Khulood Al Mualla ha sido invitada por la Fundación Casa de Poesía a participar en el IX Festival Internacional de Poesía de ese país, sus lecturas en dos idiomas, árabe su lengua madre y las traducciones en español leída por algunos organizadores del evento, hacen el acto atractivo y sin precedentes.

Mujeres musulmanas.LA PRENSA/ AGENCIA.

Por Marta Leonor González

Sus primeros poemas fueron publicados en el Egipto por el periodista Ahmed Al Shahawi, para ella fue toda una revelación, nunca imaginó que sus versos podrían gustar a alguien. A partir de ese impulso Khulood Al Mualla, una poeta de los Emiratos Árabes que actualmente vive en Dubai, despuntó con su primer libro en 1997 Aquí, perdía el tiempo y en 1999 Soló tú, de cuya poesía los críticos árabes han dicho que Khulood ha creado un lenguaje propio cargado de imágenes poéticas sumergidas en el frenesí de su experiencia sufí y capaz de plasmar en sus poemas lo esencial del yo y del otro mediante la luz transparente y visionaria del sufismo.

En Costa Rica, en mayo de este año, Khulood Al Mualla ha sido invitada por la Fundación Casa de Poesía a participar en el IX Festival Internacional de Poesía de ese país, sus lecturas en dos idiomas, árabe su lengua madre y las traducciones en español leída por algunos organizadores del evento, hacen el acto atractivo y sin precedentes.

Al llegar a los lugares ella no pasa desapercibida, lleva siempre un pañuelo que le cubre la cabeza, un velo o hiyab, que se fundamenta su uso en el Islam y en las reglas del Corán. Sin embargo, ella dice llevar “el velo” por una elección propia, no una imposición como algunas mujeres la llevan en el mundo árabe y que este hecho ha producido grandes polémicas sobre su uso.

Además de desarrollarse en el mundo de la arquitectura, las ingenierías en computación y la filosofía árabe, la escritora también ha desarrollado una voz propia, por su fuerza expresiva, una visión que logra exteriorizar los sentimientos humanos más desbordantes y su ahondamiento sensorial en cuestiones relacionadas con el universo, la vida, la pasión amorosa en sus formas más puras.

Su tono es suave y ojos grandes descubren con asombro cada pregunta en este encuentro donde ayudada por Roberto Cacho, quien traduce del inglés los rasgos que definen la poesía y el quehacer de Khulood Al Mualla, una mujer que encontró la libertad a través de la palabra.

Mujeres escritoras

¿Cuando decide ser poeta?

Nunca lo decidí, no fue una lección tomada ni aprendida. Escribía desde niña y nunca pensé en que era poeta, solo escribía y escribía. Conocí a un periodista Ahmed Al Shahawi y le mostré un par de textos, le enseñé siete poemas, a él le gustaron y los publicó en Egipto, así fue como empecé a publicar, él me dijo que yo era poeta, yo antes había publicado ensayos y notas, pero nunca poesía.

¿Cuál fue su impresión al descubrirse con estas cualidades?

Estuve fascinada con los resultados sobre todo porque no me esperaba estar entre el público de Egipto y lo que significaba que la gente me leyera. Fue un gran paso para mí sobre todo por la sociedad en la que estoy que es muy crítica y sabía que era muy difícil. Me di cuenta que el camino era muy largo y que de tomarlo lo sería, aunque estaba muy feliz y para poder hacerle frente necesitaba hablar con la verdad.
Khulood Al Mualla, recrea su poesía a través del universo y el amor.LA PRENSA/CORTESÍA.

¿Cómo percibe a la mujer desde sus versos?

Hay muchos que me dicen por qué escribo, hay muchos grupos conservadores y no comparten mi visión de apoyar y hablar de las mujeres, pero yo hago el esfuerzo. No la expongo como una mujer diferente o atrapada por circunstancias sino que la desnudo como un ser humano que sufre, sueña, tiene anhelos y que le preocupa lo que a todos, la libertad, el bien común, la vida y la felicidad.

¿Qué temas la obsesionan?


El tiempo, me da miedo el tiempo y en su larga carrera como corre, la ausencia siempre hay cosas o gente que ya no están y ellos están presentes en mi poesía. Tengo el temor mañana de perder cosas, amigos, gentes, familia, el vacío que deja la ausencia, por ello hay que vivir el presente, el hoy.

¿Qué obstáculos ha tenido para llegar a la poesía o a realizar sus sueños?

Soy una mujer soltera y esto no es atractivo en mi sociedad, muchos no lo miran bien, lo otro es que convertirse en una figura pública tampoco les es atractivo. Pero contrario a esto, prefieren una mujer soltera que esté en la casa y es un ejemplo para casarse con ella.

En el caso de mi poesía me ha sido difícil hablar de las relaciones hombre y mujer, a los hombres no les gusta que se diga nada de ellos de sus formas de ser o ver la vida, el mundo. En mi escritura no hay un destinatario secreto, no hay nombres específicos, todos pueden estar ahí.

Cuando empecé a escribir no habían muchas escritoras y las que habían eran conservadoras, se escribía en un tono tradicional pero en Egipto había más libertad y entonces empezaron más mujeres a expresarse. A mí no me importan los conservadores ni lo que piensen por lo que yo estoy diciendo en mis poemas, no me preocupa, yo asumo por la gente que no impone reglas en la escritura, mis poemas hablan de lo que todos vivimos y somos una búsqueda de identidad.

¿Cómo está la producción literaria, hay muchas mujeres escribiendo?

En la poesía usted se pone a leer cosas y usted no identifica el mundo árabe, el mundo árabe está muy dividido, está la guerra y sumado a esto está la separación de los países árabes y cada uno actúa por su cuenta, todos sufrimos de problemas comunes y hay grupos que nos quieren ver separados.

¿La familia fue determinante para que tomara ese camino por la escritura?

A mi madre y a mí siempre nos han gustado los retos, mi madre leía mucho, mi madre por ejemplo no hablaba el lenguaje culto sino el dialecto local, aquel que se habla en la calle.

Lo extraño, a pesar de ella, es que cuando se dio cuenta que yo escribía se asustó sobre todo cuando vio cómo profundizaba y creía ella que al decirme que no escribiera me estaría protegiendo.
Khulood Al Mualla, recrea su poesía a través del universo y el amor.
LA PRENSA/CORTESÍA.

¿En el mundo árabe qué significa que una mujer escriba poesía?

Una mujer no puede expresar las relaciones entre hombre y mujer. Hay toda una discusión al respecto sobre todo por el tipo de sociedad en que vivimos. Sin embargo, se respeta mucho el hecho de que una se exprese y diga sobre el mundo, los conflictos vienen de parte de gente que es muy radical.

¿En su escritura se alimenta del sufismo en el que incluye el Islam?

Sí, hay esta combinación que también está el Islam, pero visto desde una perspectiva más espiritual sin radicalismos, sin trabas, sin presiones. Estoy más en el acercamiento del espíritu, el universo, las cosas que nos rodean, reflexionando sobre su belleza, el origen de lo que somos, pero visto desde una filosofía personal donde se contemple la belleza de lo que somos y buscamos.

¿Por qué usted lleva “el velo” que el Islam impone a las mujeres?

Depende de la mujer, es una opción llevar el velo, según las costumbres de cada una lo hacen. Algunas no lo usan se lo quitan, otras lo llevan de acuerdo al Corán, no hay una imposición, cada una lo usa pero sin violencia sin imposición. Es una opción.

¿Existen grupos radicales que imponen “el velo” y castigan si no lo llevan?

Hay grupos radicales, extremos y muy conservadores, ellos han impuesto y manipulado muchas cosas que no están en el Corán ni en la religión ni en la cultura árabe, todo por sus intereses.

¿Se habla en las noticias y lo vemos en los periódicos del maltrato a la mujer y la imposición de ciertas costumbres que si no se cumplen hay castigo y hasta la muerte?

Pasa todo esto porque hay una interpretación que se hace de parte de los extremistas y no pasa esto en todo el mundo árabe, en el Islam se respeta sobre todo porque lo manda el Corán, el taparse el cabello, ya que éste representa la belleza de la mujer y tal belleza no debe ser expuesta a los ojos de todos los hombres.

¿Hasta rompió con estos esquemas del mundo árabe, y qué pasa con las otras mujeres que no han podido liberarse de éstos?

A mí no me gusta exponer los sentimientos y utilizo un lenguaje muy libre, sin embargo, hay temas que prefiero no tocar por cuestiones familiares, en mi lenguaje yo pongo las reglas no el Islam. Con mis poesías no estoy para romper nada, estoy para abrir puertas.

¿Ha recibido amenazas y violaciones a sus derechos de parte de los sectores radicales?

No, la gran ventaja de vivir en los Emiratos Árabes y en Dubai es el gran apoyo que he recibido en un gobierno de avanzada, otro punto es que yo no estoy atacando ninguna religión ni grupo, lo que hago es tratar de verme a sí misma a través de la escritura y no tengo control de parte de nadie, ni grupo ni personas.

Bien pude haberme casado y he recibido muchas propuestas de matrimonio, siento y vivo como un motor de la sociedad sin embargo, la presión sobre el casamiento es fuerte. Prefiero mantenerme soltera, prefiero ser una poeta no una mujer moldeada por la sociedad.

Si me caso voy a ser una mujer moldeada por la sociedad y desde mi posición también puedo moldear ideas alrededor del mundo en el que estoy, tener mi posición, no voy a ser alguien que no quiero ser. Ahora hay muchas mujeres que lo están haciendo en el mundo árabe y van transformando ideas y comportamientos, creo que el cambio lo estamos haciendo las mujeres.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: