Prisión preventiva a dos acusados

Martín Hernández Chévez, de 25 años, recibirá el Año Nuevo en el Sistema Penitenciario Regional de Waswalí, ante la medida de prisión preventiva que le impuso una juez de Matagalpa por el asesinato de una adolescente en Waslala, Región Autónoma del Atlántico Norte.

Martín Hernández (derecha) enfrentará juicio por el asesinato de una adolescente. Lo asiste su defensor, Freddy Rizo. LA PRENSA/L. E. MARTÍNEZ M.

CORRESPONSAL/MATAGALPA

Martín Hernández Chévez, de 25 años, recibirá el Año Nuevo en el Sistema Penitenciario Regional de Waswalí, ante la medida de prisión preventiva que le impuso una juez de Matagalpa por el asesinato de una adolescente en Waslala, Región Autónoma del Atlántico Norte.

Además, la suplente del Juzgado Segundo de Distrito Penal de Audiencias de Matagalpa, Ana Ruth Castro, remitió a juicio la acusación que el Ministerio Público interpuso contra Hernández, presunto asesino de Celia Pérez Hernández, de 15 años.

Durante la audiencia inicial del proceso penal, Castro estimó que los elementos probatorios ofrecidos por la Fiscalía eran suficientes para remitir la causa a juicio.

Según la acusación, Hernández presuntamente asestó un machetazo en el cuello y casi decapitó a Pérez, con quien había sostenido una relación marital que la adolescente había terminado un par de meses antes.

El crimen ocurrió a las 8:00 a.m. del pasado 12 de junio en la finca Santa María, cinco kilómetros al oeste del caserío del Valle Kasquita, en Waslala.

EL OTRO CASO

La suplente del Juzgado Segundo de Distrito Penal de Audiencias de Matagalpa, Ana Ruth Castro, remitió a juicio la acusación que el Ministerio Público interpuso en ese despacho en contra de José García Picado, de 26 años y conocido con el alias de “Chepona”, presunto autor del homicidio en contra de Simón Antonio Silva Rodríguez, de 25.

José García Picado,   alias “Chepona”.  LA PRENSA/L. E. MARTÍNEZ M.

Durante la audiencia inicial del proceso, la juez Castro mantuvo la medida cautelar de prisión preventiva que en la audiencia preliminar, el día de Navidad, había dictado en contra de García, considerando que no variaron las circunstancias para cambiarla por otra menos gravosa.

Según la acusación de la Fiscalía, a las 10:00 p.m. del 23 de diciembre García asestó dos puñaladas a Silva: una en la parte superior de la tetilla derecha y otra en la región abdominal, las cuales le causaron la muerte de forma inmediata.

El suceso ocurrió en la Villa Chagüitillo, 1.5 kilómetros al norte de la ciudad de Sébaco, departamento de Matagalpa.

Silva y Erick Alexander Tórrez Dávila pretendían ir a una casa de billares en Chagüitillo, sin embargo, se quedaron en la calle frente al local porque estaba cerrado.

Al lugar llegó García presuntamente armado con un puñal que mostró a Silva y Tórrez.

Tórrez se retiró a media cuadra del lugar mientras que Silva y García caminaron hacia un callejón, en el barrio Pedro Joaquín Chamorro de Chagüitillo, donde ocurrió el homicidio.