Alerta por fuerte ventolera

El Distrito Naval del Pacífico (DNP) ubicó puestos de observación en Aserradores, Padre Ramos-Jiquilillo, Mechapa, Potosí, Puerto Sandino y Masachapa, ante las fuertes rachas de viento en el Litoral del Pacífico.

 Los pescadores en embarcaciones pequeñas tendrán que tomar medidas de seguridad ante los fuertes vientos. LA PRENSA/S.MARTÍNEZ

CORRESPONSAL/CHINANDEGA

El Distrito Naval del Pacífico (DNP) ubicó puestos de observación en Aserradores, Padre Ramos-Jiquilillo, Mechapa, Potosí, Puerto Sandino y Masachapa, ante las fuertes rachas de viento en el Litoral del Pacífico.

El capitán de fragata, Antonio Salvador Santos Montoya, jefe del DNP, precisó que mil pescadores registrados a lo largo de la costa chinandegana, con 500 embarcaciones menores, deben usar medios individuales de salvamento como chalecos, salvavidas y un espejo para emitir señales en momentos de peligro.

La Defensa Civil, en coordinación con la DNP, mantiene monitoreo.

“Las ráfagas de viento de 30 a 40 kilómetros por hora son peligrosas para embarcaciones menores y (se deben) evitar naufragios como los pescadores de Jiquilillo que jamás aparecieron”, dijo el mayor Carlos Cáceres, jefe de la Defensa Civil en Chinandega.

MESES DE ALTO RIESGO

El 9 de febrero de 2009 cinco pescadores de Jiquilillo y la vecina comunidad de Villa Francia desaparecieron en alta mar justo cuando se registraban fuertes vientos.

El domingo se alertó acerca de los fuertes vientos y por la tarde se reportó un ahogado en la zona de Las Peñitas-Poneloya, en León.

Los fuertes vientos iniciaron en diciembre y se espera concluyan en abril.

Los meses de enero y febrero constituyen una época de alto riesgo por la fuerza de los vientos.

Otra de las sugerencias que han hecho las autoridades correspondientes es que los pescadores avisen sobre sus viajes hacia mar adentro.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: