El microchip de circulación de célula cancerígena (Circulating Tumor Cell, CTC), una prueba sanguínea sensible y que puede detectar una célula cancerosa entre millones de células saludables, podría estar en breve disponible para los médicos. Éste es el último avance revolucionario en el diagnóstico de la enfermedad. Los doctores esperan que en un inicio el dispositivo ayude a predecir cuáles serían los mejores tratamientos para los tumores de los pacientes, aunque se espera que con el tiempo el microchip pueda detectar el cáncer sin hacer uso de mamografías o colonoscopías. LA PRENSA/AP/PNAS EARLY EDITION

Avance médico

El microchip de circulación de célula cancerígena (Circulating Tumor Cell, CTC), una prueba sanguínea sensible y que puede detectar una célula cancerosa entre millones de células saludables, podría estar en breve disponible para los médicos. Éste es el último avance revolucionario en el diagnóstico de la enfermedad. Los doctores esperan que en un inicio el dispositivo ayude a predecir cuáles serían los mejores tratamientos para los tumores de los pacientes, aunque se espera que con el tiempo el microchip pueda detectar el cáncer sin hacer uso de mamografías o colonoscopías.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: