Suspenden nombramientos en Brasil

Los nombramientos de directores y otros cargos en el Gobierno de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, han sido suspendidos hasta febrero por disputas internas entre los partidos que forman su coalición, informaron ayer fuentes oficiales.

BRASILIA/EFE

Los nombramientos de directores y otros cargos en el Gobierno de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, han sido suspendidos hasta febrero por disputas internas entre los partidos que forman su coalición, informaron ayer fuentes oficiales.

El vicepresidente, Michel Temer, admitió en declaraciones a periodistas que “está todo suspendido hasta que haya diálogo entre todos los partidos de la base aliada” al Gobierno de Rousseff, quien recibió la Presidencia el pasado sábado de manos de Luiz Inácio Lula da Silva.

La suspensión afecta a nombramientos de directores en diversas áreas de ministerios y empresas estatales y solamente excluye los cargos de viceministros, jefes de gabinete y responsables de la área de prensa y comunicación, precisó la estatal Agencia Brasil.

Según fuentes oficiales, la decisión responde a disputas que han surgido entre los once partidos que componen la coalición que apoya a Rousseff, que agrupa a formaciones que abarcan todo el espectro político nacional y van desde la derecha hasta el centroizquierda.

“Esa disputa por cargos es algo democrático y legítimo, porque los partidos intentan tener más espacios en el Gobierno”, declaró el presidente de la Cámara de Diputados, Marco Maia.

Aunque en el Gobierno se niega, la prensa local sostiene que el conflicto por la distribución de los cargos enfrenta particularmente al Partido de los Trabajadores (PT) y al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), los más influyentes de la coalición.

El PT, fundado en 1980 por el ahora ex presidente Lula y al que Rousseff se afilió en 1999, es el partido que más ministerios ocupa en el nuevo Gobierno (17), mientras que el PMDB, de centroderecha y que tiene a Temer como máximo líder, se ha quedado con solo seis de los 37 despachos ministeriales.

Temer negó que haya un “enfrentamiento” entre el PT y el PMDB y aseguró que el asunto “no preocupa” a Rousseff, quien desde que asumió el poder no ha sido vista en público.

Rousseff “tiene experiencia” para manejar esas “diferencias”, que “son cosas normales” y se resuelven con “diálogo“, apuntó Temer tras un acto en el que hoy asumió formalmente su cargo el nuevo ministro de Asuntos Estratégicos, Wellington Moreira Franco, del PMDB.

Moreira Franco también negó que exista una “crisis” entre su partido y el PT y dijo que todo se trata de “meras especulaciones”.

“No tengo la menor duda del esfuerzo que todos deben hacer, no sólo el PT y el PMDB, sino todos los partidos que componen la base oficialista, porque ahora todos tienen la responsabilidad de hacer que este Gobierno avance”, declaró Moreira Franco, quien apuntó que es necesario “tener tranquilidad y unidad”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: