El vigilante prohíbe fotografías en el área donde se construirán las 800 viviendas para los damnificados del invierno. El terreno es reclamado por la familia Martínez. LA PRENSA/ M. ESQUIVEL

Más conflictos por casas de damnificados

El terreno donde se construyen las 800 casas para los damnificados de Managua podría ser rellenado con material extraído de la mina Los Martínez, sin el consentimiento de los propietarios.

El terreno donde se construyen las 800 casas para los damnificados de Managua podría ser rellenado con material extraído de la mina Los Martínez, sin el consentimiento de los propietarios.

Según Francisco Ramos, cuidador de la mina privada, la semana pasada personal de la comuna capitalina al mando de Rodolfo Villachica, uno de los trabajadores municipales a cargo de la construcción de las viviendas, llegó hasta la mina con camiones de carga y vigilantes privados a extraer material que serviría para subirle el nivel a las casas que están siendo construidas sobre una zona con riesgos a inundarse, a unos 100 metros de la orilla del Lago Xolotlán.

[doap_box title=»Armados prohíben fotografías» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

  • Como parte del secretismo que ya se ha convertido en “sello” del gobernante Frente Sandinista, vigilantes armados prohibieron ayer el ingreso y toma de fotografías del área donde la Cooperación Española construye 258 viviendas y el Gobierno y la Alcaldía de Managua construyen otras 800.
Los vigilantes de la polémica empresa El Goliat, ligada a la familia presidencial, y otros vigilantes armados y uniformados con un distintivo que dice “Alba SSF”, indicaron la prohibición de entrar al área de construcción y la negativa de fotografiar la zona.

Los vigilantes de “Alba SSF” estaban armados y aseguraron que sólo la Alcaldía de Managua puede autorizar el ingreso al área, que se encuentra en litigio ante la Corte Suprema de Justicia.

[/doap_box]

Ante la negativa de los vigilantes de la mina, el personal de la municipalidad se retiró.

Sin embargo, adelantaron su regreso, a pesar de que todavía no hay ningún arreglo o promesa de pago con los propietarios de dicha mina, ubicada en el sector sur de Las Brisas.

Alfredo Martínez, uno de los propietarios del área en conflicto, confirmó el intento de la municipalidad de entrar por la fuerza y extraer el material de la mina, cuyas operaciones fueron cerradas por la misma municipalidad desde finales del 2009.

LITIGIO CON ÁREA DE VIVIENDAS

La mina colinda con el terreno de 140 manzanas que también fueron expropiadadas de forma irregular a los Martínez.

Esa área expropiada a mediados del 2009 se encuentra actualmente en litigio y la Corte Suprema de Justicia aún no se pronuncia en el recurso de lo contencioso administrativo y de amparo, introducidos por los Martínez que reclaman una indemnización de más de 100 millones de córdobas por las 140 manzanas expropiadas.

El Gobierno y la Alcaldía de Managua ofrecieron a los Martínez 39.5 millones de córdobas, como indemnización por la utilización del área. Pero, ante la negativa de los dueños, las autoridades sandinistas y la misma Cooperación Española decidieron entrar al terreno en conflicto e iniciar unilateralmente las obras.

PROYECTO A TODO VAPOR

Sobre las 140 manzanas de La Chureca, la Cooperación Española sella el vertedero municipal a cielo abierto, edifica dos plantas de manejo de desechos y construye una urbanización de 258 viviendas para las familias que viven dentro de la basura.

Además de las obras de la Cooperación, que nunca se pronunció sobre el litigio del área donde invierten, el Gobierno anunció hace algunos días la construcción de otras 800 viviendas de interés social para igual número de familias damnificadas por las lluvias del invierno pasado.

Las casas se construirán en una área de 27 manzanas de tierra, siempre dentro del área en litigio, y deberán ser subidas de nivel para evitar las inundaciones, admitió a medios oficialistas el secretario general de la comuna capitalina y coordinador de la secretaría política del Frente Sandinista en Managua, Fidel Moreno.

El funcionario indicó que el área de construcción quedará a 45 metros sobre el nivel del mar, lo que supuestamente evitará inundaciones en las viviendas.

Ayer, los Martínez recibieron la promesa de un nuevo encuentro con autoridades de la Alcaldía de Managua, con las que intentarán negociar nuevamente.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: